Viernes, 22 de octubre del 2021           elinformantedeveracruz@gmail.com 273 110 93 29





LAS CANDIDATAS




VOZ DE REPORTERO - JUAN JOSÉ ENRÍQUEZ


14 de abril de 2021




En la actualidad, ya es común ver que el partido que gobierna busque su permanencia en el poder y que la ciudadanía que en un momento determinado le otorgó esa confianza, se la refrende en el siguiente proceso electoral, pero lo peor de todo ello, es que los actuales diputados federales crean que al buscar la reelección, beneficiará a su partido, cuando de antemano no hicieron nada en materia legislativa.



El intento



En el caso de la diputada federal por Orizaba, Corina Villegas Guarneros quien busca reelegirse como congresista, ha tenido un pobre desempeño como legisladora y aún con eso espera que los ciudadanos refrenden su voto para que siga disfrutando del erario.

De nada sirvió que tuviera un Gobierno federal emanado del Morena, si jamás Corina Villegas pudo cumplir puntualmente con los compromisos contraídos con la población y que derivado de ello, su legitimidad se afiance a grado tal que los electores deseen renovarle su cargo de Diputada Federal o se quede en intento.



La frustrada



Y hablando precisamente de intentos, ahí anda en campaña la frustrada candidata a la Diputación Local de Córdoba y que ahora busca ser la próxima Diputada Federal. Claro, se trata de la antorchista Janet García Cruz, quien una vez más, volverá a morder el polvo en las urnas.

De los municipios que conforman el Distrito XVI con cabecera en Córdoba, posiblemente en tres pudiera recibir el apoyo de los afiliados a la organización Antorcha Campesina, y eso quedó demostrado en la pasada elección, donde sus correligionarios no la respaldaron y no ganó, menos ahora que son más localidades donde debe ir a pedir el voto.



Antipática



Janeth García, sabe de antemano que no tiene la simpatía de todos los votantes en los nueve municipios que conforman el distrito de Córdoba, y su estrategia no le funciona para convencer al electorado.

Su falsa sonrisa ha generado que las personas desconfíen de ella. La bandera que enarbola de ser antorchista, no la ayuda, pues esta agrupación se dedica a marchar, manifestarse, bloquear calles para lograr canonjías, es decir, trabajan para su beneficio. Son chantajistas, y los votantes, los que piensan al sufragar no le darán el respaldo que pide. En qué convertirá la Cámara de Diputados Federales si es que llegara a ganar.

¿Qué estrategia aplica la maestra antorchista para buscar el voto ciudadano en un escenario de desconfianza, apatía, desencanto o franca irritación social en contra de un gobierno priista de donde las propias filas de su organización se benefició? ¿Debe pedir una nueva oportunidad a la gente o defender lo indefendible? ¿Debe deslindarse de esa gestión? ¿Se puede hacer eso sin irritar a la dirigencia priista y a los partidos con los que va aliada?



PRI = corrupción



Tal parece que a la maestra Janeth se le ha olvidado el saldo de corrupción y saqueo de las arcas públicas que dejaron los gobiernos priistas, o los del PAN. Todos los ciudadanos tienen presente esa pesada herencia que fue justamente la que llevó en 2018, un voto masivo en favor del cambio que llevó a Andrés Manuel López Obrador a la presidencia de México y arrastrara con su victoria a los candidatos de Morena a prácticamente todos los cargos de elección popular que estuvieron en juego en el país, y que gracias a eso, Corina Villegas fuera Diputada Federal.



Candidata mediocre



En el caso de la candidata del Morena en Orizaba, Corina Villegas tendrá que ver que sus allegados se tomen la molestia de salir a votar en estas elecciones, pues sino lo hacen se quedarán en casa el día de la jornada electoral.

A Corina Villegas no se le ha visto en acción, sigue pensando que Andrés Manuel le hará el milagrito. No se conocen sus propuestas, pero sí se escucharán sus deslindes respecto al actual Gobierno, sus cuestionamientos a los gobiernos del pasado y las nuevas promesas que hará para ganar la simpatía de la gente, o al menos para que la motiven a salir a ejercer su voto. Sí usted amable lector, le cree o no a sus candidatos, esa ya es otra historia.