Viernes, 22 de octubre del 2021           elinformantedeveracruz@gmail.com 273 110 93 29




CELEBRA PADRE JULIÁN VERÓNICA SUS BODAS DE PLATA EN AMATLÁN




10 de junio de 2017



Amatlán de los Reyes, Ver., 09 de junio.- Acompañado de sacerdotes, obispos, diáconos y miembros de la Brigada de Búsqueda de Desaparecidos, y representantes de una fundación alemana felicitaron al padre.
Al término de la celebración, que se llevó a cabo este viernes, en la parroquia de los Santos Reyes, en Amatlán, el padre habló de la violencia registrada en los últimos días y que dejó a cuatro personas en Amatlán.
Cerca de las 2 de la tarde empezó la misa, que fue oficiada por el obispo de Córdoba, Eduardo Patiño Leal, junto con los obispos de Orizaba y de Tulancingo, Hidalgo, Eduardo Cervantes y Domingo Ortiz, respectivamente, estando presentes sacerdotes de las diócesis de Córdoba, Tehuacán, Puebla, Veracruz, Xalapa, Tierra Blanca, San Andrés Tuxtla.
El sacerdote anunció la creación de un Centro de Escucha en la parroquia de Amatlán, que es un espacio para todas las personas que son víctimas de la violencia, el cual se logró con la participación de organizaciones como Cáritas Dioscesana, Cáritas Nacional y otras Iglesias de Alemania, junto con el grupo de jóvenes “Levadura Constructores de Paz”.


Aseguró que “a un miembro de este grupo le tocó ya vivir en carne propia la pérdida de su madre, la señora Lety, a quien recordamos con cariño, alguien llegó y le disparó, hubo cuatro muertos en esta comunidad y nosotros creemos que es urgente que funcionen estos Centros de Escucha, centros de encuentro, centros de construcción del tejido, que hemos quebrantado de muchas formas”.
“Para nosotros es un gusto que hoy podamos tener este Centro, en el que podamos ofrecer atención psicológica, la atención de salud integral, para que juntos podamos ir reparando este tejido tan dañado", planteó el ministro.
Mientras tanto, el obispo de Córdoba, Eduardo Patiño Leal, también agradeció la presencia de sus similares de Tulancingo, Hidalgo, y de Orizaba.
Explicó que en esta celebración sólo faltó el Papa Francisco, pero por intercesión del padre Armando Flores, actualmente rector del Colegio Mexicano en Roma, que fue por muchos años encargado de la Pastoral Social Nacional, de la Comisión Episcopal, y que sigue colaborando, “me mandó una indulgencia plenaria del Papa, y que con gusto entregamos hoy, en la cual el Papa señala que otorga de corazón la implorada bendición apostólica al presbítero Julián Andrés Verónica Fernández, con ocasión del aniversario de su ordenación sacerdotal, invoca por intercesión de María Santísima, abundancia de gracias
divinas”.

Monseñor también agradeció en público la participación de los periodistas de diferentes medios de comunicación, quienes también han sufrido, al igual que los sacerdotes.
Más tarde, los ministros de la Iglesia inauguraron el Centro de Escucha, donde el representante de la iglesia alemana de Bonn, “Kolping”, Werner Sondermann, lo felicitó y le otorgó una medalla en reconocimiento a los años de trabajo para lograr una transformación social.

*Se debe respetar la libertad de expresión, dice Julián Verónica

El padre Julián Verónica dijo que es necesario luchar porque se respete la libertad de expresión.
En sus años de servicio, ha enfrentado el problema de los migrantes, la ataques a grupos ambientalistas, el problema de los desaparecidos, por lo que “son 25 años que también se convierten en retos, en nuevos horizontes, nuevos caminos, y la realidad sigue golpeando y sigue retando a la evangelización por supuesto”.
Acusó que la situación que se vive en Amatlán y todo el estado es muy lamentable, “teníamos todos la esperanza de que –con el nuevo gobierno- hubiera cambios y no se han dado, pero la esperanza es que se siga contribuyendo para la libertad de expresión, y que a través de la música, del arte, la pintura, de las bellas artes y de la evangelización podamos contribuir a una mejor situación”.
Asimismo, señaló que la violencia es preocupante, “todas las muertes, todas las desapariciones.