BALCÓN CENTRAL - DELFINO HERNÁNDEZ JIMÉNEZ

** Obrador y Cuitláhuac, casi lo mismo pero diferentes


Nadie pone en tela de duda que el fenómeno llamado AMLO fue el triunfo arrollador obtenido en las urnas el primero de julio, claro estudiado, planeado y basado en el hartazgo ciudadano por los partidos en poder el PRI y el PAN.

El triunfo en Veracruz, con Cuitláhuac García y el de López Obrador, junto con la manera de hacer política de ambos, pareciera ser la misma, pero tiene marcadas diferencias en sus primeras acciones, claro cada una con el nivel de la circunstancia política de la entidad y la otra nacional.

En campaña, la frase principal desde los Pinos que solo motivo más a la ciudadanía en favor de AMLO fue “Andrés Manuel es un peligro para México”, mientras que el exjefe de gobierno del DF manejó la que fue clave del éxito “La mafia del Poder”, representada por Enrique Peña Nieto y por la supuesta mano que mece la cuna, Carlos Salinas de Gortari, mientras en Veracruz, al Peje, de “Viejo guango”, payaso y lagarto no lo bajaban los Yunes de Boca del Rio, padre e hijo.

En Veracruz, las ofensas contra Cuitláhuac García, podrían ser olvidas, aunque de títere de AMLO y de haber recibido dinero de Duarte eran los calificativos y filtraciones que hacían a diario ante los medios azules, pero lo que marcará la diferencia es la confrontación que en su carácter impetuoso impulsó el gobernador Yunes Linares, llevándose entre las patas de los caballos a su retoño.

Y las dudas al respecto están aclaradas, pero se marcan las diferencias en igual de proporciones. Usted vio que Andrés Manuel López Obrador, al tercer día de obtener el triunfo, sin ser declarado presidente electo, llegó a los Pinos a la salutación con el presidente en funciones y en horas se anunciaba una gira de jefes de estado a la que asistiría AMLO, solo que desistió por aun no tener en ese momento la constancia que lo acreditara como electo, lógico con la felicitación extensiva de quien siempre fue llamado como “El Innombrable” y jefe máximo de la mafia del poder, Salinas de Gortari.

Pero Cuitláhuac, con todo y lo que hablaban los Yunes de Boca del Rio de su inexperiencia ha sabido ser respetuoso y no se fue de boca ante la invitación de Yunes en reunirse para el proceso de entrega recepción, algo que creo que ni lo hará.

Al contrario, mientras Obrador, anuncia priistas y panistas en su gabinete al por mayor, Cuitláhuac, se entrevista con los más afectados por las dos últimas administraciones y aunque deja entrever que podrían priistas o panistas incorporarse a su gobierno, rechaza de manera tajante incluir a duartistas o Yunistas: “duartistas no, vetados y yunistas vetados”, aclaró.

Cuitláhuac García, esta haciendo frente al paquetote de denuncias ciudadanas que a diario le hacen en contra de Miguel Ángel Yunes y a criterio de muchos, el no darse el acercamiento político, es muestra que si las cuentas no le cuadran al actual mandatario tal y como se ha señalado que serán revisadas minuciosamente por expertos, Yunes Linares y varios del equipo podrían ir hacerle compañía a Javier Duarte.

Por el momento el gobernador electo vive una autentica campaña por toda la entidad, tal vez más intensa que la electoral, conociendo de cerca las quejas y necesidades de Veracruz, que entre empresarios, campesinos, transportistas, inseguridad, IPE, etc., etc., son un montón de calamidades.

Es todo para información y quejas a…cordobaaldia@hotmail.com