CONTEXTO POLÍTICO - GUILLERMO RAMOS MURILLO

** Francisco Rangel, respondón y traidor en Nueva Alianza


*** “CRÍA CUERVOS Y te sacarán los ojos”, reza la máxima y esto es precisamente lo que sucedió en la ciudad de Córdoba con el respondón y traidor, el advenedizo de Francisco Rangel Cáceres quien de la noche a la mañana y luego de ser un perfecto desconocido, mordió la mano de quien lo llevó a este partido político y ahora se apropia del mismo para hacer de las suyas.
Para nadie es desconocido que tras su fracaso y ser engañado por Fidel Herrera Beltrán de que le iba a dar la rectoría de la UV, pero solo le dieron la UTCV, Rangel Cáceres siempre estuvo refugiado en el municipio de Cuitláhuac sin tener nada qué hacer en la política porque era totalmente desconocido e ignorado por el PRI u otros partidos.
Tras quedarse sin empleo en este gobierno panista, Francisco Rangel fue invitado a participar como aspirante a la alcaldía por el partido turqueza, pero vaya que resultó una fichita y hasta el momento se desconoce de qué artimañas se valió para lavarle el cerebro a los dirigentes estatales de Nueva Alianza y quedarse desde ahora con el partido, mismo que se irá al fracaso por la ignorancia de Rangel Cáceres y sus esbirros.
Aunque oficialmente el coordinador distrital de dicho partido en Córdoba Job Antonio Ramírez Reyes no ha ofrecido de manera oficial un comunicado ni ha hecho pronunciamiento alguno, solo ayer dijo de manera muy breve en las redes sociales que dejaba Nueva Alianza en el distrito.
Francisco Rangel resultó ser un hampón en materia política, traicionó a quien le tendió la mano y de hecho también lo sacó de Nueva Alianza en una clara muestra de traición y deslealtad. Si eso le hizo a quien lo rescató de la ingominia en la que encontraba, cómo podrán confiar los cordobeses en él o en Nueva Alianza en estas elecciones municipales.
Si la dirigencia estatal de Nueva Alianza está mal, los comités municipales de este distrito estarán peor; pero bien dice el dicho, “no tiene la culpa el indio, sino el que lo hace compadre”.