FUERA DE FOCO - SILVIA NÚÑEZ HERNÁNDEZ

La política ‘bananera’



Un punto, razón o concordancia que tenemos los veracruzanos –me incluyo- es el hastío que ya reflejamos con relación a la administración de Javier Duarte de Ochoa. Quienes no votamos por él –también me incluyo- sabíamos, sobre la desgracia que llegaría a padecer el estado, pero creo, que nos quedamos cortos. El hijo “putativo” de Fidel Herrera Beltrán, enloqueció desde el primer minuto que tomó el cargo como mandatario de nuestra hermosa entidad. Se sintió Dios y emprendió una serie de actos pueriles dignas para enviarlo directo al psiquiátrico de Orizaba.



Si ya el estado se encontraba en una crisis económica y de seguridad en la administración de Herrera, este “gordito” se dedicó a castigar con sus absurdas y negadas actuaciones, que reflejaban únicamente su incapacidad, que iban en concordancia con la ineptitud de todos sus colaboradores. Ya con el mando en mano, este pensó que todo el dinero que estaba en las arcas era suyo y también el capital de las bursatilizaciones y préstamos. Todo se lo comió y se lo bebió junto con sus rémoras, sus fósiles e incapaces integrantes de su gabinete. Todos ellos que antes de llegar al poder, la mayoría de ellos, no tenían ni qué caerse muertos, actualmente, mantienen grandes mansiones en el estado, país y en el extranjero, una abultada cuenta personal en donde guardan el dinero que desviaron, yates, helicópteros, en fin, todos unos magnates, cuando antes, hasta en chanclas, con ropas zurcidas y rota, deambulaban en palacio de Gobierno -¿Verdad, Erick Lagos?-.



El problema es que a raíz de la corriente manera de hacer “política” de parte de estos sujetos incrustados en el poder, logró que hasta personajes que hicieron “política” –perdón por ser redundante pero es necesario- de cepa, hoy también estén cayendo al nivel de bajezas de las “comadronas” que están dizque gobernando el estado. Sólo uno, uno sólo se ha negado a participar en las corrientes formas de conducirse del gobernador del estado, Javier Duarte de Ochoa, y curiosamente, es de su mismo partido político.



Se puede decir que la mayoría se bajaron al nivel de la “berrinchuda” y se pusieron de ‘tamaleras’ –disculpe usted señora manufacturera de esta deliciosa gastronomía-. Al tú por tú, a desgreñarse y aventarse manazos, que en lo personal, me causa más preocupación que gracia. Mientras tanto una gran parte de los ciudadanos viendo su “Rosa de Guadalupe” y la minoría intentando hacer algo para que esa mayoría, despierten de su apatía y letargo. Ésta es la cruda realidad de Veracruz.



Un accidente extraño



Mientras se ‘desgreñan’, ocurren situaciones inverosímiles. El accidente automovilístico de los colaboradores del senador, Héctor Yunes Landa, deja mucho que desear. ‘Piensa mal y acertarás’ dicta un conocido dicho popular. A este sujeto también del PRI, ha participado dentro de la política “bananera”. Ha confrontado a Duarte de Ochoa y este le ha respondido dentro de su vulgaridad le permite. Las declaraciones del senador priísta han provocado una animadversión gubernamental. Curiosamente este personaje está siendo vehículo de la “mala suerte”. Primero se le quema su “oficina” instalada en el reconocido restaurante “El Ámate”. Incinerado en su totalidad, quienes estamos inmersos a la política sabemos que nada es fortuito.



Ahora, luego de este legislador subió al pleno de la Cámara Alta, presentó su iniciativa para que la Secretaría de Comunicaciones y Transportes disminuya las tarifas actuales de peaje y además, informe sobre que inversiones ha canalizado en los casi 23 mil kilómetros de la red carretera y en donde 723 son de cuota. Curiosamente en su intervención en tribuna, el legislador priísta se refirió al tramo carretero Tinaja-Cosoleacaque, el cual lo llamó como la “Autopista de la Muerte”, lugar, donde precisamente sus colaboradores el día de ayer se accidentaron, dejando como saldo, una persona muerta y dos sumamente heridos. Dicen que en la política no hay casualidades. ¿Usted qué piensa?



Analizando la manera de cómo quedó destruido el automóvil, se puede tener la “ligera” sospecha de que el accidente no fue originado por un bachazo, como todos pretenden asegurar. Es como si otro automóvil les hubiera pegado a un costado y estos salieron disparados del camino, dando tumbos. En el caso de haber sido así, quedará impresa en la memoria del ejecutante.



Lo que contradice la realidad



Trascendió el día de ayer que el titular de la Secretaría de Seguridad Pública, Arturo Bermúdez Zurita, pasaba a mejor vida. Literalmente amable lector, mejor vida. Su posible renuncia puso a templar a muchos y a brincar de felicidad a un grupo más numeroso. El sólo considerar esta grandiosa noticia, en verdad llenó de esperanza el alma de todos los veracruzanos. El problema, es que este ‘tipejo’ está más preocupado por obtener fuero, ahora que salga su subordinado, Javier Duarte de Ochoa –con eso de que dicen que el ejecutivo estatal, le tiene miedo y este es quien le da las órdenes- porque si no lo hace, su final será en alguna cárcel de alta peligrosidad en el estado.



Derivado de ésta versión, trascendió que el día de ayer las autoridades de la SSP llevaron a cabo una reunión con sus empleados, donde les notificaron la separación del cargo del ‘fulanito’. Les dijeron que a causa del futuro proceso electoral –además de los hechos de inseguridad en el que está envuelto el estado-, la imagen de la corporación no se encuentra en sus ‘mejores’ momentos y eso podría originar que el PRI salga a patadas del poder. La idea es darle “atole” con el dedo a la sociedad anunciando la salida de Arturo Bermúdez Zurita de la dependencia. Y si, se va. Pero no porque al gobernador le ocupe o le preocupe la sociedad veracruzana, si no, con ésta medida –y porque así lo requerirá para sus aspiraciones- buscarán que el aun titular de la SSP sea impuesto con una diputación local plurinominal –porque por la elección popular ni su propio madre le daría un voto- para con ello lograr el fuero.



También les dijeron, otro punto de la reunión, era porque ya va a salir el próximo candidato a la mini gubernatura, el cual será Héctor Yunes Landa y que ellos, tienen que apoyarlo en los eventos a donde los lleven a su favor. Apoyarlo en su totalidad, para que logre ser el próximo gobernador del estado de Veracruz cueste lo que cueste. Les informaron que necesitan que el PRI gane a costa de lo que sea. Ya me puedo imaginar que significa para el gobernador, “a costa de lo que sea”. Es decir, sospechamos que pretenden robar las elecciones para Héctor Yunes Landa como lo hizo Fidel Herrera Beltrán para él.



En resumen, si Héctor Yunes Landa va a ser el ‘gallo’ del PRI para contender con su primo hermano, Miguel Ángel Yunes Linares, podemos vislumbrar la contundente derrota del tricolor. Yunes Landa no cuenta con absolutamente nada para enfrentar una contienda de esa envergadura. No es ni remotamente una buena opción. Es un sujeto que la ola de corrupción con el que se ha conducido haría que los veracruzanos se vuelquen, pero en su contra. El hurto que perpetró junto con Herrera Beltrán en contra de los ancianitos integrantes de la Caja de Ahorro del ingenio ‘El Modelo’, es una canallada que siempre lo va a perseguir de por vida y que nadie con ética e inteligencia le puede perdonar.



José Yunes Zorrilla es el único que puede darle competencia a Yunes Linares. El problema es que Zorrilla no está interesado por la mini gubernatura y pretende postularse por la de seis, lo cual, le podría traer muchos inconvenientes puesto que de “aguantarse” podría ser la causa de que jamás llegue a ser gobernador. Mayuli estratégicamente los acorraló. Al sacrificarse por el mandato de dos años, le deja el terreno ‘planchado’ ya sea a Miguel Ángel Yunes Márquez o su favorito, Fernando y logrará con ello, la perpetuidad que cualquier político desea. El poder es poder, por mucho dinero que se tenga.



Quejas y comentarios



fueradefoco@agnveracruz.com.mx

fueradefoco67@gmail.com



Twitter

@AGNVeracruz



Facebook

Agn Veracruz Portal



Fanpage

AGNVeracruz



Visita www.agnveracruz.com.mx