PROSA APRISA - ARTURO REYES ISIDORO

Daremos pelea sin descanso: los Yunes rojos


“Vamos a caminar juntos, pésele a quién le pese”, advirtió ayer el senador José Francisco “Pepe” Yunes Zorrilla en su “Comida de Unidad por Veracruz” con su homólogo Héctor Yunes Landa.
Éste, a su vez, dijo que el reto más grande que tienen es vencer la voz de quienes “ansían vernos distanciados. Harán todo lo posible por sembrar la duda, por alejarnos, por fracturar esta alianza. Les adelanto que no lo van a lograr”.
Obviamente, se refería a la pretensión de ser cualquiera de los dos el candidato del PRI a la gubernatura del estado el próximo año.
“Somos una sola oferta política a través del PRI”, dijo Pepe, “que tiene un solo destino y es hacer de la política un instrumento al servicio de los demás, pensando en los demás, en quienes hoy lamentablemente están desprotegidos”.
“Esa voz y esa realidad es la que hace que Héctor y su servidor junto con todos ustedes estemos dispuestos a dar la pelea sin descanso y sin cejar, en el 16, en el 18 y en cada fecha que Veracruz requiera de nuestro trabajo”.
Puntualizó: “Lo sabe Héctor: tendremos que llegar a acuerdos y los habrá; lo saben ustedes y por eso habrá trabajo y responsabilidad que encarar en los próximos meses… y debemos hacerlos entrelazados”.
Yunes Landa sostuvo que la unidad tiene sus costos, pero “Pepe y yo estamos dispuestos a pagarlos… Si nos hermanamos somos invencibles… Si hacemos que la sociedad crea en nosotros, seremos invencibles”.
Pepe Yunes advirtió: “Vamos a generar al interior del PRI una alternancia, eso sí con singular respeto a todas las expresiones y liderazgos que en este momento no se encuentran aquí con nosotros, lo que tendrá que generar mejores condiciones para los veracruzanos”.
Los dos más fuertes aspirantes priistas a la gubernatura del estado, de dos años, se reunieron con miembros de sus respectivos equipos operativos, amigos y simpatizantes sin ningún otro objetivo más que el de reafirmar su alianza, su acuerdo de ir juntos en pos de la candidatura tricolor.
En sus intervenciones no hicieron una sola mención ni en contra ni a favor del gobernador Javier Duarte de Ochoa, así como tampoco del dirigente estatal del PRI y también aspirante a la gubernatura, Alberto Silva Ramos.
Independientemente de todo lo que se dijo antes y durante la comida en el salón Domo, de todos modos el mensaje en sí estuvo en la reunión misma. Fue: estamos unidos, somos un mismo equipo.
Al convivio político asistieron poco más de 300 comensales, la mitad convocados por Héctor, la otra parte, por Pepe. No tuvo acceso la prensa por lo que hubo estricto control para el ingreso por parte de representantes de ambos equipos. La mesa central fue de treinta personas y el menú impreso decía lo que fue la intención del convivio: “Comida de Unidad por Veracruz”.
En la mesa principal, aparte de Pepe y Héctor, estaban los exdirigentes estatales del PRI Ranulfo “Tonicho” Márquez Hernández y Ricardo Landa Cano, el diputado local Jesús Velázquez Flores, el diputado local del AVE Francisco Garrido Sánchez, la exalcaldesa de Pánuco, exdiputada y exdirectora del DIF Estatal Zita Pazzi Maza, los ex diputado Jorge Moreno Salinas, Fernando González Arroyo, Joel Arcos Alarcón, Crisóforo Hernández Cerecedo, Alicia González Cerecedo, y Alonso Domínguez Ferráez, Francisco Guisa Hernández, la exsenadora Silva Domínguez López, el empresario Ernesto Aguilar Yarmuch, y la expresidenta de la Fundación Colosio, Denise Uribe Obregón, entre otros.
Empresarios, operadores políticos y amigos de los senadores, de todas las regiones de la entidad, degustaron un menú compuesto por tacos dorados, moouse florentino, crema Parenier, lasaña boloñesa, pescado en salsa verde, pechuga Philadelfia, timbal de verduras, papas gratinadas, pastel y café.
Después de comer hablaron primero Héctor, nueve minutos, quien leyó un texto, y luego Pepe, seis minutos, quien improvisó.
Pepe refrendó su aprecio personal por su “tío Héctor”, y apuntó: “Queremos lo mismo y partimos de lo mismo… y es recuperar para los veracruzanos un espacio en el cual la vida pueda entenderse en términos de dignidad”.
Sostuvo que quieren ver a Veracruz como la oportunidad de crecimiento, porque “hay gente que tiene que buscar vida fuera de Veracruz por falta de oportunidades, por no tener trabajo, cuando que Veracruz tiene todo para que sus familias y sus hogares puedan generar riqueza”.
“Ese es el destino… trabajar por los que se encuentran en mayores condiciones de vulnerabilidad. Es con ustedes y con su liderazgo y experiencia como Veracruz puede reflejar nuevas condiciones”.
Quiso dejar “en claro que esto es por Veracruz, que Veracruz nos está juntando”. Ofreció que van a “transformar esta realidad que está lastimando en términos de angustia y que tiene la total esperanza de que puede ser transformado para bien”.
¿Algunos otros nombres de los asistentes? Esaú Valencia Heredia, Pepe Valencia Sánchez, Olga Lidia Robles Árevalo, Eduardo Elizondo del Ángel, Édgar Hernández, Shariffe Osman, Carlos García Méndez, Pablo Anaya Rivera, Mauricio Guillaumin Croda, Gonzalo Morgado Huesca, Carlos Vasconcelos Guevara, Armando López Contreras, Dalos Ulises Rodríguez Vargas, Guillermo Trujillo, Juan Humberto García, Víctor Arcos Alarcón, Alonso Domínguez Ferráez, José Luis Santiago López, Martín Vidaña Pérez yReynaldo Quirarte Mora, entre otros.
Entre gritos de “¡Unidad, unidad!”, Héctor dijo que representan un mismo proyecto, que tienen un mismo propósito: el de “desatar” lo mejor de Veracruz, convertir su potencial en realidad, darle a la gente el empleo que merece, el cambio que necesita, la seguridad que demanda y la esperanza que requiere.
Afirmó que su proyecto es claro e intolerante a la duda: que “Pepe y yo, y todos nosotros (los presentes), compartimos la lealtad, honramos la palabra y cumplimos; en nuestra palabra se puede confiar. En política solo se equivoca el que quiere hacerlo o de plano la política no se le da”.
Agregó que “en el momento en que me corresponda entregaré lo mejor de mi esfuerzo, lo mejor de mi energía para servir a Veracruz”. Ofreció que a la gente de Pepe no le va a fallar así como no le ha fallado a su equipo. “Nos unen los valores, la unidad, pero que se cimente en la decencia, en el trabajo, en la honradez y la convicción”.
Apuntó que se reunía buena parte de lo mejor de su partido, pero también que faltaban otros; que hay otras corrientes regionales, los sectores, los liderazgos que coinciden con ellos; que “hay que ir por el resto de los correligionarios… los que sudan, los que luchan, los que siempre entregan las mejores cuentas”. Vaticinó que vienen tiempos mejores para Veracruz.
Pidió a la gente que “nos acompañe para tener un cambio responsable” y expresó que “hay quienes inventan fórmulas y lo único que logran es prolongar su propia agonía”.

Comida, ayer, con Alberto Sosa Hernández

Tocó comer ayer al grupo de columnistas que lo hacen habitualmente los lunes ahora con el presidente del Tribunal Superior de Justicia, magistrado Alberto Sosa Hernández. Comida cordial, en un ambiente de camaradería, en el que lo mismo se habló de beisbol que de la cuenca de Papaloapan, de amigos comunes y de temas de interés, pero nada de política. Alberto estuvo acompañado por el compañero Gustavo Cadena Mathey, su asesor de prensa e imagen. Sosa Hernández conserva cercanía con los periodistas, a los que trata con mucho respeto, y siempre se conduce con mucha sencillez, lo que lo distingue.