CLAROSCUROS - JOSE LUIS ORTEGA VIDAL

¿Por qué la ausencia de Fidel pesó más que todas las presencias en la brumosa comida de San Julián?



(1)

El 13 de agosto del 2015 Javier Duarte -gobernador de Veracruz- acudió al rancho San Julián y dialogó con el Senador José Yunes Zorrilla, integrante de la célebre familia dueña de aquella propiedad y del destino de Perote.

No fue al revés, es decir no acudió un Senador a la propiedad de un Gobernador, como habrían marcado los cánones en una circunstancia distinta donde se respetaran las jerarquías.

De hecho, tampoco se respetaron los acuerdos o, digamos, las opiniones técnicas: acerca del grave problema financiero que atraviesa la entidad.

Yunes Zorrilla llevaba meses opinando, en su calidad de Presidente de la Comisión Hacienda del Senado, que el gobierno debÍa reestructurar una deuda reconocida por más de 50 mil millones de pesos.

No obstante, a los pocos días de aquel frío 13 de agosto Javier Duarte respondió que el manejo de las finanzas y los caminos que se han de seguir para recomponerlas es un tema del gobierno estatal que él encabeza y de nadie más.

Luego vino la reestructuración que el Senador sugería pero: a) no se hizo en los términos que Yunes Zorrilla planteaba y b) no se le dio crédito alguno al integrante de la Cámara Alta. La petición la hizo Duarte, la aprobación la dio el Congreso Local y el visto bueno final lo otorgó la Secretaría de Hacienda y Crédito Público.



(2)

Si alguien quiere entender lo que ocurre en Veracruz sin darse una vuelta por Barcelona, sencillamente no llegará a ninguna parte.

El hilo de Ariadna conduce –ida y vuelta- por el laberinto político veracruzano que finca parada en el mediterráneo.

La frase “Felicidades Héctor”, lanzada por Manlio Fabio Beltrones en su despedida tras el ágape en el rancho San Julián la tarde del viernes 27 de noviembre, no habría sido posible con Fidel Herrera Beltrán presente en México y ya no digamos en Veracruz.

Hubo que enviar al de Nopaltepec a una labor que de diplomática luce lo que los terroristas del Islam tienen de guadalupanos, porque con FHB aquí, en su tierra, un diálogo entre los distintos grupos del priismo veracruzano habría sido imposible,

Sin Fidel en casa: el de la fidelidad se convirtió en el grupo comandado por Javier Duarte, sólo que no es lo mismo la gimnasia que la magnesia porque Alberto Silva obedece a Javier pero Erick Lagos se reporta todos los días a España.



(3)

¿A quién se le ocurrió que en el rancho San Julián sería el destape del candidato del PRI a la gubernatura de Veracruz la tarde del 27 de noviembre?

¿A quién se le ocurrió que en Acayucan, en el marco de un evento cenecista, sería el destape de Erick Lagos para la gubernatura de Veracruz?

Ni Javier Duarte de Ochoa ni Manlio Fabio Beltrones se llaman Enrique Peña Nieto.

Es decir, hay cosas que en México no cambian: en pleno siglo XXI las fuerzas armadas siguen siendo lo menos indecente de nuestro servicio público, la Virgen de Guadalupe es la mera mera a la hora de repartir la Fe y el Presidente –siendo priista- es el dueño del dedo que lo decide todo

En el PRI: ¡La democracia vale un carajo!



(4)

Lo de San Julián fue, en consecuencia, una corrección histórica.

Si Fidel Herrera afirmó en el edificio “Nachita”, de Xalapa, en un momento del año 2009: “mientras yo viva ningún Yunes será gobernador de Veracruz”, la fidelidad sin Fidel fue testigo de cómo el nuevo líder nacional de su partido espetó con toda claridad un: “Felicidades Héctor”.

Manlio Fabio Beltrones, lanzó esa expresión en el rancho de Pepe, de apellido Yunes igual que el felicitado.

Así las cosas y contrario a lo dicho por el actual cónsul en Barcelona, al líder del PRI nacional le parece que un Yunes sí puede gobernar Veracruz, aunque el señor Herrera esté vivito y mandando whasapp a Erick y compañía...



(5)



La de San Julián, pues, fue una comida sin Fidel Herrera y esa ausencia pesó mucho más que todas las presencias juntas.

Fue como una ausencia que permitió respiros cuyos ecos se empezarán a escuchar este domingo 29 de noviembre, en el informe de Pepe Yunes: ¿Se entendió a qué vino Manlio? ¿Se obedecerán las órdenes enviadas desde el altiplano?

Hoy domingo -29 de noviembre- conoceremos las respuestas a tales preguntas.



(6)



Hay algo importante: la decisión que tome Enrique Peña Nieto respecto a Veracruz será en función de sus propios intereses, de su visión nacional más que estatal o aldeana.

El Presidente –por muy torpes e injustas que parezcan o sean muchas de sus decisiones- es un operador político priísta de la vieja guardia.

Peña Nieto piensa en 32 entidades federativas y en un grupo de élite que maneja las finanzas y la política de México desde los tiempos de la Revolución, antes que pensar en las brumas del cofre de Perote o en las protestas cotidianas de la plaza Lerdo, en Xalapa.

Vistas las cosas desde arriba y hacia abajo lucen distintas a cómo se ven desde abajo hacia arriba.

En concreto, Enrique Peña Nieto visualiza en el 2018 al mismo tiempo de pensar en el 2016…

El Presidente piensa en su espalda, en cuidar su pellejo antes que en la espalda y el pellejo de los involucrados en las 12 sucesiones gubernamentales del año venidero…

Los asesores de Peña le informaron que la figura de Fidel Herrera pesaba en términos de descontrol en Veracruz y lo mandó a Barcelona.

Punto.

Ahora, los asesores de Manlio Fabio –responsable de rendirle cuentas al Presidente de la República- le informan que en Veracruz el priismo está dividido en dos partes: a) los hijos de la fidelidad que con Fidel ausente se refugian en la figura de Duarte y lucen divididos entre sí por más que la disimulen y b) los senadores Yunes -que no son parientes de sangre sino miembros de familias con un pasado migrante común y profunda amistad- aferrados a un pacto para enfrentar a Fidel y sus muchachos, quienes más de una vez los agarraron de tarugos y, obvio, ya no están dispuestos a comprarles un coche usado…

Beltrones, entonces, vino a dar un manotazo para que les quede claro a tirios y troyanos que el verdadero poder y la decisión final será en el altiplano y de parte de Enrique Peña Nieto.

El manotazo de Beltrones fue suave, cariñoso, tierno pero firme como se lo enseñó su maestro Fernando Gutiérrez Barrios (+).



(7)

¿Quién será el candidato del PRI a la gubernatura del 2016?

A diferencia de muchos colegas, reitero mi falta de vocación para las adivinanzas.

Analizo hechos, no poseo una bola de cristal.

Está claro que Héctor Yunes encabeza las encuestas sobre preferencias electorales…

Está claro que Pepe Yunes tiene un poder que rebasa a Héctor y la fidelidad juntos y si alguien lo duda que se lo pregunte al mismito San Julián…

Si Pepe Yunes lo decide irá por la candidatura de 2 años pero puede jugar un volado e ir por la de 6 años cediendo la de 2 a su socio Héctor...

Está claro que la fidelidad sin Fidel se debilita aunque lo entrón y su vocación maquiavélica no se les quita…

Los fidelistas, por otra parte, tienen el poder institucional de la gubernatura y seguirán teniéndolo un año más, incluyendo las fechas de campaña y de elecciones…

Si no les dan la candidatura una vez más los perversos fidelistas venderán caro, muy caro su amor…

Está claro que sea quien sea el candidato del PRI, unido o desunido el tricolor, con todo y los antecedentes de haber perdido siempre y haberse caído y vuelto a levantar, Miguel Angel Yunes Linares representa la otra ausencia que pesó ante las presencias del viernes 27 en Perote.

Los fidelistas le tienen miedo a Miguel Angel Yunes Linares, digan lo que digan, ironicen lo que ironicen.

Contradictoriamente Yunes Linares puede ser el Caballo de Troya del PRI en el PAN.

Pero, también, puede no serlo y es –hoy por hoy- el enemigo político con más posibilidades de sacar al PRI del palacio de gobierno por primera vez en su historia.

He aquí una serie de datos que no son adivinanzas, son realidades alrededor de las cuales se mueven las fichas del poder jarocho.



(8)

Ya para concluir, una duda:

¿alguien, de todos los alborotados con esto de la sucesión, piensa en Veracruz?

Si, somos un rinconcito donde hacen su nido las ratas del mar, pero también somos un estado con un sinnúmero de profundos problemas de inseguridad, desempleo, migración ligada a la pobreza, muerte violenta como ejercicio cotidiano, falta de credibilidad en las instituciones y en la clase política, ausencia de perspectivas de crecimiento económico, dolor, dolor, mucho dolor…



(9)



Por lo demás: buen provecho para todos los asistentes a la comida de San Julián y a las comidas que sigan y a los duelos de señales que protagonicen y a la verborrea que decidan vendernos una vez más…



(10)



Como dice el bolero de Carlos Arturo Briz Bremaunts:



“Encadenados”



Nos hemos hecho tanto, tanto daño
que amor entre nosotros es martirio;
jamás quiso llegar el desengaño
ni el olvido ni el delirio,

seguiremos siempre igual...