BALCÓN CENTRAL - DELFINO HERNÁNDEZ JIMÉNEZ

COMIDA: UNIDAD, AMARRE O ESTRATEGIA


Le ponga como quieran o le adjudiquen los términos que se le les venga en gana, al comida de este viernes en Rancho San Julián, propiedad de Don José Yunes, donde acudirá Manlio Fabio Beltrones, denota y connota que el liderazgo del PRI en Veracruz para la gubernatura, lo tiene solo un hombre y ese es Pepe Yunes, por lo tanto es Pepe Yunes el abanderado priista o lo convencen para apoyar a otro, de lo contrario prepárense para enfrentar a un Miguel Ángel Yunes, con todo y el hígado que cobrará afrenta por afrenta.
En esta muy singular reunión-comida, asistirá el gobernador Javier Duarte, el hombre que manda en este momento en Veracruz, pero que tendrá que aceptar que una vez que salga el candidato tiene que hacerse a un lado junto con el grupo de la fidelidad si es que se quiere ayudar al proyecto peñista, más aún si es Pepe Yunes, quien se ha preocupado por no pintarse de rojo fiel que ha invadido a Veracruz desde hace 11 años.
Lo decíamos en la entrega de ayer jueves, la comida no será de destape, mucho menos si asiste Duarte de Ochoa, lo que si creemos, que se trate de unificar los diferentes criterios, que de llegarse a un acuerdo, bueno sería que reconozcan los chicos fieles que en política existen los tiempos y los de ellos, ya paso, así de simple, bueno bien cargados de lana.
Esta será la segunda ocasión de los últimos meses en la que el ejecutivo estatal esté en el Rancho San Julián, en la primera recibió el apoyo de Pepe Yunes para tratar de sacar financieramente del hoyo en que se encuentra Veracruz y en pocos días, el peroteño recibió más golpes que un sparring de boxeo.
Ahora los análisis están al por mayor. Las apuestas de lo que podrían suceder en esta comida es el comentario en casi todas las columnas políticas. La gran mayoría de los compañeros, descriptores del conceso social, reconocen el trabajo de Pepe Yunes, lo escriben a diario y solo en palacio de gobierno parecen no enterarse y el PRI nacional pareciera hasta el momento ser cómplice de actitudes ilógicas que han enrarecido tanto el ambiente que se llega a la necesidad de que venga Beltrones a mediar las aguas, como dijera Juan Gabriel, pero que necesidad.
La gran mayoría de los ciudadanos de los que hablamos de esta reunión le apuestan a dos cosas: Primero que les pedirá Manlio Fabio, unidad en torno a la elección y dos a que obedece que en Los Pinos han monitoreado que Miguel Ángel Yunes, está muy cerca de la silla estatal, claro si el candidato es otro que no sea Pepe Yunes, mientras la catástrofe política es si sale uno de la fidelidad, incluyendo al que “No se descarta porque nunca se ha encartado” y que en repetidas ocasiones ha insisto que las encuestas no va a definir el candidato, porque él en las mediciones serias, como una realizada por la UV, no alcanza ni el uno por ciento.
Bien reza el refrán “No hay peor ciego que el que no quiere ver”, en Veracruz está tan clara el agua en la elección a gobernador, que en estos momentos los veracruzanos ya votaron, lo contrario sería la derrota aplastante y vestir de azul a Veracruz…Entonces porque seguir removiendo el lodo para tratar de ensuciar el agua limpia. Hoy Viernes, Beltrones tiene la palabra.

Es todo para información y quejas a…
cordobaaldia@hotmail.com