FUERA DE FOCO - SILVIA NÚÑEZ HERNÁNDEZ

“Ahí VA-Zurita” Gritaban sus acarreados



El día de ayer, quedó claro que el poder legislativo se encuentra cumpliendo los caprichos del poder judicial. El secretario de Seguridad Pública, Arturo Bermúdez Zurita, llegó con su circo mediático, puso puestos de tacos para los acarreados, sitió cerca de 10 calles a la redonda del Congreso del Estado de Veracruz y hasta impidió que el más servil de los diputados priístas –Juan Nicolás Callejas- llegara a calentar el asiento destinado para él, puesto que le otorgarían para su presenciar su comparecencia.

Adentro, los legisladores locales oyeron la perorata del funcionario. Repartió culpas y lavó las suyas; pero lo más lamentable de la banal comparecencia de Bermúdez, es el silencio de quienes les entra la valentía cuando este les da la espalda, pero de frente, se callan y se agachan. Los diputados panistas callaron. No hicieron una sola pregunta. Le tienen miedo, dijo una reportera que presenciaba la cobardía de este grupito. Le tienen miedo, resonó en mi cerebro. ¿Qué le saben a Arturo Bermúdez? Tal vez saben que este utiliza su corporación para fines e intereses personales, ¿Todo hace que temieran los diputados por su integridad? ¿Qué pasaría a ellos y sus familias si el “virrey” de la SSP se siente incomodado o acorralado?

Antes de la comparecencia el diputado local del Partido Acción Nacional, Julen Rementería del Puerto dijo “Nos manifestamos en contra del derroche innecesario de recursos que año con año se realiza con motivo de la Glosa del Informe; y del gran despliegue de escoltas, pantallas gigantes, gran equipo de sonido, medidas de seguridad, todo ello con cargo al erario”. Enfrente del titular de la SSP, no dijo nada. Pensó que “calladito se veía más bonito” o tal vez fue la línea que recibió de “altas esferas” políticas: No cuestionar al virrey del estado de Veracruz.

Un cuadro triste para muchos, pero real. Los hombres que la ciudadanía espera que sean desnudados y exhibidos por su incapacidad latente son el Secretario de Seguridad Pública y el Fiscal General del Estado. El primero, nada pasó, porque el grupo legislativo simplemente se agazapó de miedo. El fiscal General del Estado se dice que nada lo obliga a rendirle cuentas a la sociedad a través de los borregos legislativos. Es decir, el gobernador del estado de Veracruz, Javier Duarte de Ochoa lo cobijó con el manto de la impunidad.

Pero estos dos sujetos, es decir, el fiscal y el titular de la SSP viven mejor que el propio gobernador. El día de antier, pude constatar la mansión propiedad de Luis Ángel Bravo Contreras en Las Animas. Casi media manzana conforma su palacio. Alrededor, cerca de 15 camionetas en donde hombres armados con rifles de alto poder cuidan la residencia casi castillo del funcionario. Pareciera que protegen a un narcotraficante y no a un funcionario de medio cachete del estado. ¿A qué le tiene tanto miedo? ¿Cuánto gasta el fiscal por la seguridad personal? ¿Puede el estado soportar un gasto de esa índole? ¿Cuántas medicinas, becarios, empresarios, pensionados o maestros, se podrían pagar con el mismo dinero que invierte el fiscal para su uso personal?

Ahora me pregunto, si así vive y gasta el gran “Pavorreal” veracruzano ¿Cuánto nos costará a los ciudadanos el secretario de Seguridad Pública, Arturo Bermúdez Zurita? Y ¿Cuánto nos costarán los excesos de Javier Duarte de Ochoa? Considerando claro la comida que se suministra para mantener su nutrido aspecto. Cuentan los que saben sumar y restar, que la deuda actual del estado de Veracruz ya llega a los 100 mil millones de pesos. Nuestra duda es ¿Todo habrá sido invertido en comida?

¡La lucha sigue!

Integrantes del Movimiento Magisterial Popular Veracruzano (MMPV), la Coordinación Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) y magisterio, se apostaron tanto en el deportivo Omega ubicado en la ciudad capital de Xalapa y el Instituto Veracruzano del Deporte situado en Boca del Río, con la finalidad de impedir se llevará a cabo la evaluación a los docentes.

Don Bermúdez no pudo esperar ni dos días sobre su circo que realizó en el Congreso del Estado de Veracruz el día de ayer, que hoy demostró su gran puño enviando a su “Fuerza de Élite” y utilizarlo en contra de los maestros, de los periodistas que daban cobertura a la manifestación y también en contra de un legislador, Eligio Cuitláhuac González Farías quien se dio cita en el lugar para mostrar su apoyo a los maestros.

Las agresiones de los agachones policías –cobardes porque jamás los veremos así cuando se enfrentan a una Cuerno de Chivo operada por un narcotraficante- ponen en evidencia para que sean entrenadas estas “bestias” con botas. No dudo que el secretario de Seguridad Pública ponga en sus casilleros una foto de los líderes sociales, de periodistas y adversarios políticos de Javier Duarte de Ochoa, para que estos Zombies los recuerden y sientan el odio necesario para lo potencialicen en el momento de que los tengan de frente.

Tanto en el deportivo Omega y el IVD a los maestros que operan a favor del SNTE, esos mismos que son aviadores –por eso la SEV se niegan en hacer pública la lista- o que tienen hijos, primos, sobrinos o parientes cercanos con dos a 10 plazas magisteriales, son quienes son llevados a realizar la dichosa evaluación. Esos mismos “docentes” y si no realizan lo que el gobierno quiere, le serían quitados sus provechosos beneficios. Tratados como “acarreados”, dándoles un refrigerio para todo el día y dirigidos como si fueran tontos por el grupo callejista, quienes tienen el control de la “organización” de la evaluación.

Afuera, los verdaderos maestros, esos que están frente a grupo, esos mismos que dan clases en literales pocilgas, intentando educar con todas las limitaciones a niños de escasos, son quienes se oponen a la evaluación laboral de Enrique Peña Nieto y que las autoridades de la SEV intentan imponer.

Veracruz se ha convertido en un estado de contrastes sociales. Un estado de dos polos, uno conformado por la clase política, quien quiere perpetuarse en el poder para seguir hundiendo al estado y la otra, la sociedad que se encuentra harta de todo lo que sea PRI, PAN, PRD y los partidos satélites.

En memoria de Luciano Ayil

Ayer cumplió un año más de haber perdido su valiosa vida en manos del carnicero, Juan Carlos Bravo Soriano, supuesto médico del Hospital General de “Alta” Especialidad en Veracruz. Dos años de ausencia. Dos años en donde su familia ha tenido que reestructurarse poco a poco. No ha sido nada fácil para ninguno. Su esposa, sus hijos, sus hermanos y sus amigos, lo recordamos continuamente, en cada momento y lo extrañamos. Está con nosotros.


Quejas y comentarios

fueradefoco@agnveracruz.com.mx
fueradefoco67@gmail.com

Twitter
@AGNVeracruz

Facebook
Agn Veracruz Portal

Fanpage
AGNVeracruz