PLUMA NEGRA - JOSÉ CALZADA

SEGURIDAD EL TALON DE AQUILES


JULEN DEUDOR DE VERACRUZ

La polémica deuda pública de Veracruz, será tema del inicio de las comparecencias, aunque no existe una cifra exacta porque ni el propio gobierno la sabe o al menos no la ha mencionado con exactitud, la oposición se prepara para acosar a los administradores de Veracruz en especial este martes durante la comparecencia del titular de Sefiplan, Antonio Gómez Pelegrín.
Y es que, la deuda pública se presta para todo, el ataque político que a la oposición le es muy redituable para ganar votos en las próximas elecciones locales. Principalmente el PAN aliado con el PRD, llevarán a la campaña los argumentos de un estado quebrado, sin dinero y tratarán de linchar a los actuales administradores que encabeza Javier Duarte de Ochoa como los saqueadores de Veracruz, pero no son los únicos.
Para muestra un botón, en la reestructuración de la deuda pública de Veracruz que aprobó el Congreso Local el pasado 29 de octubre, uno de los diputados ausentes, fue el ex alcalde de Veracruz, Julen Rementería del Puerto quien argumentó mal estado de salud que en efecto padece en su ojo izquierdo, pero en esas condiciones ha asistido a todas las demás sesiones sucedáneas, su falta física en la sesión no significó un voto en contra, como se ha manifestado siempre ante los medios de comunicación, de nada sirve que lo declare si él es uno de los 50 veracruzanos que tenían en sus manos la aprobación o rechazo de la propuesta de reestructurar la deuda.
Pero cuáles son las verdaderas razones del diputado plurinominal, Julen Rementería del Puerto para no asistir?, es muy fácil, el panista ya fue alcalde de Veracruz y sabe que la reestructuración era el mejor camino, pero además, otra razón de peso es que no tiene calidad moral para criticar ni para votar en contra ya que como alcalde en su periodo 2005-2007, dejó una deuda de mil 100 millones de pesos qué, con intereses al día de hoy suman cinco mil millones de pesos.
Esa es la verdadera razón del diputado local del PAN, utilizar el ataque como defensa ya que esos recursos le fueron aportados por el gobierno del estado en calidad de subsidio extraordinario e irresponsable que en ese entonces le entregaron, tal vez por eso, Julen busca defenderse a como dé lugar para que no le saquen sus billetitos al sol.
Seguramente el ex alcalde de Veracruz, buscará consolidar ese argumento con el fin de atacar a los actuales administradores del estado pero en el fondo busca limpiar su imagen y colocar a su hijo Bingen Rementería Molina como candidato plurinominal a diputado local para que siga sus mismos pasos.
La estrategia del panista, es de riesgo, sobretodo porque toda la información que maneja y su relación con el gobierno, tiene tintes de complicidad y cuando existen más de dos en un trato, todos tienen la misma información, así que puede salir a la luz pública lo que Julen no ha pensado decir.

SEGURIDAD, TALON DE AQUILES

La realidad está muy alejada de las cifras oficiales en materia de seguridad pública, miles de veracruzanos tienen a un familiar, vecino o conocido que es víctima de un delito generado por la inseguridad que padece el estado de Veracruz, pero casi nadie conoce a alguien que haya recibido justicia por el robo en la calle, cristalazos, robo de auto, casa habitación, secuestro o cualquier otro tipo de delito que impacta en su economía, en su patrimonio, integridad física y principalmente en su tranquilidad, activo que muy pocos veracruzanos tienen.
Sin embargo, en el V Informe del gobernador Javier Duarte, el renglón de la seguridad arrancó aplausos, al mencionar que todos los elementos cuentan con certificación en control y confianza con 12 generaciones de egresados del Nuevo Modelo Policial con cuatro mil 65 elementos incorporados a la Fuerza Civil para cuidar a los veracruzanos.
Inversiones millonarias en capacitación, equipamientos, coordinación con las fuerzas federales como los 240 millones de pesos para la construcción de la Base Militar de Tempoal y una larga lista de cifras alegres, que seguramente existen y son realidad, pero, cuáles son los resultados si la gran mayoría de los ciudadanos viven en una zozobra crónica, con el miedo de que ser la siguiente víctima de la delincuencia.
Es un hecho que existe un fracaso en las políticas públicas en materia de seguridad pública, algo no funciona, si los policías están preparados, cuentan con el mejor equipo y adiestramiento, sueldos, seguros de vida, son confiables, entonces, qué es lo que falla?. La noche del sábado en el puerto de Veracruz fueron robados 10 vehículos que no fueron incluidos en las cifras del Informe.
Es innecesario ofrecer más estadísticas de miedo, es más que suficiente con el temor a la inseguridad que se vive en casi todos los sectores de la población, hasta los niños son víctima de los llamados robos comunes. Las cifras oficiales son bonitas pero no reflejan la realidad que se vive entre los veracruzanos.
A 12 meses de que concluya el actual gobierno, está a tiempo de enderezar esa y otras políticas públicas que pueden ubicar al gobernador en mejores condiciones en lo que será su última impresión anual.

Plumanegra12@gmail.com