FUERA DE FOCO - SILVIA NÚÑEZ HERNÁNDEZ

Si hay “quinto” malo


Alrededor de seis mil acarreados entre líderes de colonias y comunidades aledañas a la ciudad capital de Veracruz, Javier Duarte de Ochoa, gobernador del estado llevó a cabo su V Informe de Gobierno. Como lo “cacareó” en días pasados, el secretario de Educación Pública, Aurelio Nuño Mayer vino en representación del presidente de la República, Enrique Peña Nieto escuchar la demagogia del ejecutivo estatal. A escuchar mentiras tras mentiras.



La dirección de Comunicación Social del gobierno del estado a cargo de Juan Octavio Pavón González, con la finalidad de impedir el trabajo de la prensa que se dio cita en Velódromo, ordenó que los funcionarios de bajo perfil que ingresaban por el acceso donde los comunicadores esperaban, pasaran sin dar entrevistas, echando a bajo el “discurso” del mandatario estatal sobre el respeto a libertad de expresión. La pura demagogia, sin el menor respeto tanto para los medios de comunicación como la propia ciudadanía que merece permanecer informados sobre las problemáticas de la entidad. Lo más alarmante fue la actitud de la rectora de la Universidad Veracruzana, Sara Deifilia Ladrón de Guevara González, quien al transitar en la pasarela de la puerta de la prensa, está pasó literalmente corriendo y ante la pregunta de los periodistas sobre la “dichosa” reunión que mantuvo el día de antier con el gobernador, está respondió apresurada que Duarte no le debía nada. Ni un peso. Es decir, la rectora deja nuevamente ver su servilismo y mediocridad que la caracteriza. Lo mismo el secretario general del Fesapauv, José Enrique Levet Gorozpe, quien pese haber declarado en infinidad de ocasiones sobre el adeudo del gobernador al Instituto de Pensiones de los trabajadores del estado, ahora salga que no debe nada. Este par en serio, son merecedores a la edificación de un busto a la corrupción.



Un desenlace bastante criticable por parte del gobierno de Javier Duarte de Ochoa es la violencia y falta de respeto que ejercen en contra de miles de familias que El Colectivo por la Paz representa y el cual hizo acto de presencia en el V Informe de Gobierno. En el momento que se encontraban extendiendo una manta en el cual contenía las fotografías 27 desaparecidos la cual extendieron cuando el gobernador en la lectura de su documento envió mensaje de “solidaridad” a la familia de Michelle Gil Jáimez, joven que perdiera la vida en los atentados perpetrados en París, Francia. Con la cobardía que los caracteriza, personal de seguridad del ejecutivo estatal, llegaron a donde el Colectivo por la Paz se encontraba, para arrancarles de las manos las mantas. El forcejeo no se hizo esperar y las represalias de estos en contra de quienes intenten “manchar” un gobernante que sólo se envilecen con sus propias acciones y discursos demagogos. Al final uno de los subordinados de Javier Duarte logró llevarse la manta con las fotografías y correr como un cobarde entre las gradas para impedir que los manifestantes se las quitaran.



Las muestras de repudio por parte de los integrantes del Colectivo por la Paz no se hizo esperar y una de las madres de los desaparecidos, le gritó al ejecutivo estatal que tenía cinco años que no veía a su hijo y exigía justicia. ¿En dónde está el supuesto respeto a la libertad de expresión de parte de Javier Duarte?

Intentando aparentar un respeto ajeno de llevar a cabo, el ejecutivo estatal como respuesta a la represión que ordena con antelación, le habló a sus “guaruras” para que dejaran a los padres de desaparecidos manifestarse con libertad, eso sí, jamás les dio la orden para que le devolvieran la manta que minutos antes les habían arrancado de sus manos. La hipócrita reacción cobijada por la represión que siempre ejecutan por parte de su mal gobierno.



El reportero Miguel León Carmona quien escribe para Blog Expediente, evidenció a través de su crónica titulada “Agreden policías a familiares de desaparecidos y a un reportero” en donde expone los diversos actos vandálicos del grupo de seguridad duartista. Posteriormente por medio de su cuenta de Facebook publicó indignado como los “guaruras” de Javier Duarte de Ochoa lo increparon cuando este se encontraba grabando las vejaciones en contra de los integrantes del Colectivo por la Paz. En su crónica, indica como los sujetos de seguridad le exigían que le entregara el celular. Con amenazas y palabras altisonantes como es su costumbre, los “guaruras” de Duarte lo tomaron del brazo y se doblaron con la finalidad de robarle su celular. Con esto, indudablemente Javier Duarte de Ochoa deja claro que el compromiso y la firma del convenio de Sistema de Alerta Temprana y Plan de Contingencia, para periodistas y defensores de los derechos humanos realizado el pasado 04 de noviembre, es un literal circo y no pretende respetarlo. Debemos esperar entonces que el colega periodista agredido haga un llamado al Mecanismo Federal de Protección de Personas Defensoras de Derechos Humanos y Periodistas de la Secretaría de Gobernación (SEGOB), la Fiscalía Especial para la Atención de Delitos cometidos contra la Libertad de Expresión​ (FEADLE) perteneciente a la Procuraduría General de la República (PGR), a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), a la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) para que sancionen al gobierno de Javier Duarte de Ochoa por violar los acuerdos signados en dicho documento en el cual establecía dentro de los 13 puntos de acuerdos con nueve apartados en donde el primer punto alude al respeto a la libertad de expresión la cual literalmente dice:



1.- El respeto a la libertad de expresión: La comisión y el mecanismo realizarán la elaboración de mecanismos las (os) servidores públicos federales y estatal, con el objetivo que en todas sus actuaciones se respete el derecho a la libertad de expresión retomando criterios como: a).- El abstenerse de estigmatizar y realizar señalamientos incriminatorios contra periodistas, b).- Reconocer la importancia de la pluralidad informativa y laborar de las personas que rigen en sociedad democrática, c).- Que se condene públicamente cualquier acto de agresión a comunicadores, d) Eliminar obstáculos del ejercicio de la labor periodística, que implica que la Comisión, la Secretaría de Seguridad y el mecanismo, con la que, la fecha de emisión de los lineamientos fueron aceptados y consultados por ellos, “El nombre y tipo de acto de condena pública sobre las agresiones a periodistas y reconocimiento al agregado por actor, que emita un pronunciamiento por mes”.



También esperamos que la “llorona” y señora presidenta de la Comisión Estatal para la Atención y Protección de los Periodistas, Benita González Morales haga lo propio para sancionar al gobierno de Javier Duarte de Ochoa por las acciones de represión ejecutadas en contra del colega en el ejercicio de su trabajo periodístico.



El discurso oficial ante sus acarreados



Javier Duarte de Ochoa por la mañana entregó el documento escrito en el Congreso del Estado de Veracruz. Las inmediaciones al recinto legislativo se blindaron desde las 08:00 horas con la finalidad impedir cualquier tipo de manifestación en contra del mandatario estatal en su interior. El despilfarro se dejó ver tanto en el congreso local como en el velódromo, en donde se llevaría a cabo la lectura de dicho documento ante miles de acarreados de colonias y funcionarios VIP.



En las instalaciones del velódromo, por el lado de Circuito Presidentes, arribaban los camiones que llevaban a cientos de personas vestidas de rojo y de bajos recursos. En el detalle cronológico de la prensa, estos entrevistaron a las personas que descendían de los camiones preguntándoles de donde los traían y cuál era la causa de su visita al recinto deportivo. Obviamente las personas eran zonas marginadas y que se hacía suponer que fueron sacados de las localidades aledañas a la ciudad capital y de las colonias más pobres de Xalapa. La mayoría, no sabían en lo absoluto la causa de su movilización. Algunos colegas cuentan que en otros puntos, los líderes les daban unas “cajitas” cerradas con comida –para impedir que se vieran los Pau-Pau y las tortas de jamón- también les entregaban sus camisetas rojas y una sombrilla blanco con rojo en donde se veía la publicidad: “V Informe de Gobierno de Javier Duarte de Ochoa”. Otros cuentan que instalaron tanto en las gradas como a las afueras del velódromo, personas de bajos recursos con mantas en donde agradecían al gobernador de todo lo que había hecho por ellos. Mantas impresas, de costos que obviamente los grupos de “agradecidos” no podrían mandar elaborar ni mucho menos imprimir. Dicen los que lo vieron, que fueron distribuidas por los propios líderes de colonias.



El Velódromo tiene una capacidad para tres mil 200 personas distribuidas únicamente en las gradas. Pero considerando que en el área de competencia deportiva fueron instalados a los gobernadores de otros estados, secretarios, directores y funcionarios de “alto nivel”, se puede considerar que el gobierno de Javier Duarte de Ochoa logró rellenar dicho lugar con alrededor de seis mil personas aproximadamente. Un escenario de primera, con sonorización y luces realmente profesionales. Se puede pensar que el mandatario estatal echó la casa por la ventana gastando un dinero con el que no se cuenta y se tiene, podría servir para satisfacer necesidades prioritarias en el estado. Qué importa gastar el dinero de los veracruzanos y si se necesita, ya los legisladores le avalarán otra deuda más. Que esperen los proveedores, los pensionados del IPE, el magisterio, los deportistas y entrenadores del IVD quienes se han quejado de no recibir sus becas y salarios; también que esperen los enfermos de Sida, de cáncer y todos aquellas personas que padecen un cuadro clínico alarmante y que se encuentran en constante riesgo de muerte a causa de no existir ni para aspirinas en los hospitales y centros de salud. También que esperen los maestros, a los cuales no les ha pagado y también los niños que se “educan” en escuelas deprimentes y en mal estado.



Javier Duarte habló sobre todos los rubros –salud, seguridad y justicia, educación, materia energética, desarrollo social, empleo, infraestructura, el campo, turismo, medio ambiente- y en ninguno ha fallado, según él. Luego entonces, no entendemos las cifras alarmantes de personas desaparecidas, ni tampoco la omisión de su dichosa Fiscalía General del estado de Veracruz (FGE) la cual no ha dado resultados. Tampoco entendemos las constantes manifestaciones de campesinos solicitando se liberen los apoyos, las demandas de los enfermos de VIH y cáncer que exigen que la Secretaría de Salud aporte para sus tratamientos. La crisis en el Sistema de Agua y Saneamiento la cual fue literalmente saqueada por parte de sus directores –Yolanda Gutiérrez Carlín, José Ricardo Ruiz Carmona y José Tello Allende- originando un atropello más: la privatización del organismo. Tampoco comprendemos que si existe una “inversión” para el Fondo Ambiental Veracruzano y programas en pro de zonas protegidas, éstas continúen siendo devastadas clandestinamente. ¿Por qué en diversos puntos de la zona norte y sur, se permite el Fracking?



Y mientras tanto el gobernador en su demagogo discurso, en donde su actitud represora lo contradice:



“Este es un gobierno sensible a las necesidades de la gente, pero sobre todo atento a sus soluciones, un gobierno que actúa hoy, pensando en el mañana y que aprovecha el potencial (…) Un gobierno que en los hechos ha dado muestra de su conducción transparente y que rinde cuentas y que actúa con apego a la ley. Un gobierno que busca con sus cercanías, a partir del trabajo y de los resultados y que rechaza la demagogia (…) Las tareas que vienen exigen de una actitud responsable y de compromisos reales con los veracruzanos, porque ellos esperan de nosotros, los políticos y servidores públicos, que respondamos con entrega, talento y resultados (…) Por ello, estos son tiempos de convocatoria y de suma y no de mezquindades, la gente no quiere enfrentamientos, divisiones, rencores ni personalismos (…) La gente rechaza las descalificaciones y las críticas que nada aportan y mucho poralizan, son las que ponen en riesgo la concordia, porque solo ofrecen la venganza y la desintegración social, venga de quienes venga (…) Hoy hago un llamado a la unidad, a la unidad fincada en el diálogo, en el respeto franco y en los propósitos comunes; a todo aquello que nos lleve como sociedad a un mejor destino (…) Quiero reconocer la coordinación amistad y unidad de principios y metas que nos une con el Gobierno de la República, que encabeza el Presidente Enrique Peña Nieto (...) Demos forma una sociedad activa sustentada en las libertades, en el respeto mutuo y en la justicia social, respaldada en todo tiempo en las instituciones sólidas con las que contamos (...) Que sea la salud, la educación de calidad, la práctica cotidiana de igualdad entre mujeres y hombres, la protección de la niñez y la solidaridad las que guíen el rumbo (..) Pongamos un alto a la indiferencia y a quienes apuestan sólo a los tropiezos y festejan las carencias de la sociedad (…) A quienes su única oferta es la fragmentación o el retroceso y esos radicalismos son los que llevan a acciones de violencia y encono en México y en el mundo (…) Debemos de seguir adelante a partir de las coincidencias y no quedar atrapados en las diferencias. Es tiempo de entender que el bien es perdurable y sólo en la medida que exista la cohesión social, cuando abrimos oportunidades para aprovechar el talento y los esfuerzos de todos. Como veracruzanos, no podemos sentirnos ajenos”



En conclusión: Javier Duarte de Ochoa en su banal discurso a la “concordia” habla por la gente cuando no tiene la representación moral de hablar por el pueblo veracruzano. Culpa a quienes criticamos su mal gobierno de ser los causantes de la violencia que vive el estado, cuando la culpa literal y absoluta radica en las incapacidades y omisiones de su mal llamado gobierno. Cuando la culpa proviene de su permisiva anuencia a la corrupta conducta de los servidores públicos que han defraudado a manos llenas el erario. Cuando no existe la más mínima congruencia entre su discurso y la penosa realidad que mantiene sometidos a los ciudadanos veracruzanos.



Envía una alarmante amenaza entre líneas en donde manifiesta que no permitirá que lo sigan criticando pues a su sentir, quienes lo hacen están centrados en la fragmentación o el retroceso y esos “radicalismos” son los que llevan a acciones de violencia y encono en México y en el mundo. De mal y en peor. Cuando la indiferencia social radica en su mal gobierno.



Mentiras tras mentiras. Al parecer el gobierno de Javier Duarte de Ochoa tuvo que “rellenar” un informe de labores inexistentes y negar la realidad del estado actual que cada día es más deprimente. No existen obras ni acciones realmente verídicos. Caminos, carreteras y los 212 municipios despedazándose a falta tan siquiera mantenimiento a causa de que su gobierno no ha canalizado el presupuesto que a principio del año 2015, debió haberles canalizado a los ayuntamientos. En una entrevista realizada por la mañana a Carolina Ocampo en el recinto legislativo, Javier Duarte de Ochoa se atrevió a decir que muchos “amigos” suyos le han dicho que qué diferente han encontrado a Veracruz, que se pueden palpar las obras que ha ejecutado en él. Indudablemente consideramos que el ejecutivo estatal entendió mal el comentario. Pues desde hace ya 11 años, Veracruz se encuentra padeciendo una debacle en la infraestructura estatal alarmante. Tal vez a ese cambio se referían sus supuestos “amigos”.



Habla sobre una “Fuerza Incivil” de élite, cuando los siete mil 643 millones de habitantes –reporta el INEGI en estudio del 2010- que conforman el estado de Veracruz, han vivido en carne propia las vilezas del hampa, la cual tiene permiso absoluto de parte de la Secretaría de Seguridad Pública de delinquir sin problema alguno.



¿A quién quiere engañar el señor gobernador? ¿A Aurelio Nuño? ¿A Enrique Peña Nieto? No se le puede dar “atole con el dedo” a ese par de sujetos que son igual o peor que él. Señor gobernador, el pueblo está despierto, no puede continuar pretender instaurar una dictadura en su último gobierno, cuando sabe de antemano, que no tiene ni eso a su favor. El pueblo de Veracruz no lo respeta porque se lo ha ganado a pulso.



Quejas y comentarios



fueradefoco@agnveracruz.com.mx

fueradefoco67@gmail.com



Twitter

@AGNVeracruz



Facebook

Agn Veracruz Portal