FUERA DE FOCO - SILVIA NÚÑEZ HERNÁNDEZ

Adriano Fabre: El tapete de Duarte



Armando Adriano Fabre, director general del Instituto de Pensiones del Estado (IPE) –puesto otorgado y de asignación directa del gobernador del estado de Veracruz, Javier Duarte de Ochoa- acepta que desde el periodo de Fidel Herrera Beltrán -13 años atrás- la Universidad Veracruzana no ha logrado realizar las aportaciones a dicho instituto y que por lo tanto, no es el gobierno el que le debe a la UV, sino la máxima casa de estudios al IPE.



Con esta desinformada y mal sustentada argumentación, nos deja muy claro que dicho funcionario no es apto para el puesto que lo confirió el gobernante estatal en turno. Adriano Fabre al parecer no entiende lo elemental de su puesto y tampoco la inercia que usualmente se realiza en torno al pago de las aportaciones de los trabajadores, que las cuales las realiza el “patrón” a la dependencia. El gobierno del estado a través de la Secretaría de Finanzas y Planeación (Sefiplan) es quien retiene las aportaciones del IPE a los trabajadores. Desde hace ya varios años, los pensionados y académicos se han quejado del torno en el cual ha incurrido el estado. Se sabe que históricamente desde la llegada de Fidel Herrera Beltrán al poder, se desviaron los recursos para campañas políticas de sus militantes priístas.



Pero pese a la denuncia pública que la rectora de la UV realizó e intentando justificar el despropósito declarado por parte del director del IPE; el ejecutivo estatal, Javier Duarte de Ochoa a través de un tuit manifestó:



“La deuda de la UV con el IPE no es culpa de nadie, las cuotas de sus trabajadores + sus aportaciones patronales no dan para pagar sus pensiones”



Ahora le tendríamos que preguntar al mandatario: ¿De quién es la culpa entonces? Si sabemos que el gobierno del estado es quien les retiene las aportaciones a los trabajadores tanto al IPE, al IMSS, al ISSSTE y es Sefiplan quien no está cumpliendo con canalizar dichos recursos a las dependencias correspondientes.



También deberíamos preguntarnos si las aportaciones al Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE) y del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) se están realizando en tiempo y forma, pues podemos tener la sorpresa de que el gobierno de Javier Duarte tampoco las haya canalizado en tiempo y forma a las dependencia en donde están afiliados cada uno de los trabajadores.



Es importante resalta que Armando Adriano Fabre es uno de los 38 “suspirantes” a magistrados electorales. Por lo tanto, su actitud convenenciera y sumisa, la ejecuta, por pretender con ello que el gobernador del estado lo elija como su favorito para ocupar dicho cargo.



En la guerra de los “dimes” y “diretes” entre el gobierno de Javier Duarte y la rectora de la máxima casa de estudios, Sara Deifilia Ladrón de Guevara se han subido al ring a varios “asalariados”. Lamentable de su patética interlocución tanto de manera escrita por parte de sus subordinados o en los tuits del gobernador, pretenden desestimar la gravedad de sus acciones.



La Universidad Veracruzana se encuentra en la quiebra financiera porque simplemente al gobierno de Javier Duarte se quiso pasar de “listo” y no le otorgó el dinero del Fideicomiso enviado por el gobierno de Enrique Peña Nieto. El propio secretario general del Fesapauv, Enrique Levet Gorozpe –pese a sus lazos estrechos con el priísmo- tuvo a bien de reconocer que la UV está en números rojos. La comunidad académica, área administrativa y de intendencia, están en riesgo de no poder cobrar ni siquiera su salario, mucho menos su aguinaldo.



Antonio Pérez Pelegrín, secretario de Finanzas y Planeación, con la consigna de ganar tiempo ante la defraudación evidente en la que ha incurrido el gobernador al haber desviado recursos etiquetados para la Universidad Veracruzana, se mantuvo muy ocupado redactando escritos para dirigírselos a la rectora de la UV, donde pretende argumentar que es la UV quien ha incurrido en la omisión de pagarle al IPE, cuando cualquier trabajador o burócrata sabe que quien debe de canalizar directamente dicha aportación llámese Instituto de Pensiones del Estado, IMSS o ISSSTE, es el considerado “patrón”, que en este caso es el gobierno del estado.



Por otro lado el secretario de Finanzas y Planeación se le olvidó enviarle entre los oficios que le mandó a la rectora de la máxima casa de estudios, los comprobantes de las aportaciones que supuestamente han hecho al instituto de cada uno de los trabajadores que dependen de la UV. Omisión o negligencia. Al final es igual. Lo cierto es que nadie, absolutamente nadie que ocupe un espacio –estrecho o amplio- del territorio veracruzano, les cree.



Lo que si es cierto, es que los maestros y alumnos de las diversas facultades de la UV se encuentran organizándose para en un momento dado y a través de una marcha, repudiar la corrupción existente por parte del gobierno estatal y exigir que se le pague a la UV lo del fideicomiso. Al parecer, Javier Duarte no tendrá un V Informe tranquilo, pues seguramente habrá manifestaciones en las inmediaciones al Congreso del estado de Veracruz, para denunciar todas y cada una de los tropelías en las que se ha visto envuelto.





Quejas y comentarios



fueradefoco@agnveracruz.com.mx

fueradefoco67@gmail.com



Twitter

@AGNVeracruz



Facebook

Agn Veracruz Portal



Fanpage

AGNVeracruz