SE LLENA DE ALEGRIA LA CASA HOGAR GRACIAS AL PERSONAL DEL CERESO DE AMATLAN.



*Piñatas, pastel y alegría fue lo que los chiquitos tuvieron en la posada que les celebraron.



POR JAVIER VARGAS SALINAS



CÓRDOBA.- Sin duda la sonrisa y el agradecimiento de un niño no tienen precio, es un grato sabor de boca que nos trajimos quienes conformamos la plantilla laboral del Centro de Rehabilitación Social La Toma del municipio de Amatlán, al llevar la tradicional posada a la Casa Hogar del Dorado, donde los infantes jugaron, comieron pastel, se rieron y disfrutaron un rato ameno con las piñatas.



Así lo expresó el director de este Centro Penitenciario, licenciado Enrique Muñoz Sánchez, quién manifestó que el cálido abrazo y ver a esos pequeñitos llenos de alegría, lo cual los reconforta y anima para seguir trabajando, para evitar que alguno de ellos en un futuro llegue al espacio penitenciario de La Toma o cualquier otro, porque es bien sabido que la prevención del delito, se les debe inculcar desde su infancia para que eviten caer en algún delito mismo que en la mayoría se paga con la cárcel.



Muñoz Sánchez, señaló que en esta ocasión, le expresa su agradecimiento por el respaldo que les dio para que esta posada en la Casa Hogar fuera todo un éxito, a la Fundación Voces del Sol, quienes proporciono un inflable y los ayudo a que los peques se la pasaran muy bien.



Con los pequeños coreamos "El Dale. Dale" de la piñata, mordimos el pastel, jugamos y logramos esa sana convivencia que a nivel estado nos pide el maestro Arturo Bermúdez Zurita, porque no hay mejor manera de erradicar la delincuencia que unirnos entre población y gobierno.



Por último, Enrique Muñoz, resalto y deseo que las fiestas navideñas y de fin de año nos traigan Paz y Amor, pero sobre todo, que nos mantenga unidos siempre como una gran familia.