Reparten “chayo” en comparecencia de Gabriel Deantes



** Personal de la Secretaría del Trabajo repartía de manera preferencial el informe impreso a los reporteros; a algunos les daban un sobre y a otros un fólder con la respectiva gratificación, quienes se escondían en rincones de la Sala Sebastián Lerdo de Tejada del Palacio Legislativo, abrían el “regalo” y guardaban en sus bolsillos un pequeño papel con billetes.



POR COLECTIVO VOZ ALTERNA



Xalapa.- Fólderes con dinero en efectivo entregaron a la “prensa amiga” durante la comparecencia del titular de la Secretaría del Trabajo, Previsión Social y Productividad (Stpsp), Gabriel Deantes Ramos.



Personal de la dependencia estatal repartía de manera preferencial el informe impreso a los reporteros; a algunos les daban un sobre y a otros un fólder con la respectiva gratificación.



Quienes, sin disimular dicha situación, se escondían en rincones de la Sala Sebastián Lerdo de Tejada del Palacio Legislativo, abrían el “regalo” y guardaban en sus bolsillos un pequeño papel con billetes.



En algunos casos, el nerviosismo los invadía y abandonaban el recinto donde se llevó a cabo la novena comparecencia en el marco de la glosa del quinto informe de gobierno.



“Vi que un reportero se acercó a una salida de emergencia, se sentó, sacó el contenido del fólder blanco y lo dejó en el marco de una puerta y se metió un papel misterioso en su mochila, no parecían las hojas del informe y después se fue”, relató un ciudadano que se encontraba cerca y se percató del suceso.



Además, los comunicadores confirmaron que el formato del informe era entregado de acuerdo con el medio de comunicación para el cual laboran.



En la Sala de Prensa también repartieron de manera selectiva los fólderes y sobres; sin embargo, no todos tenían el “chayote” –una cantidad monetaria que otorgan políticos a ciertos reporteros para comprar su silencio-.



El contenido de los fólderes y de los sobres era un boletín, una memoria USB y un tríptico informativo. Sólo en unos casos también había un billete de 200 pesos, cuentan quienes lo tuvieron en sus manos.