Javier Duarte es un político infame e incompetente: maestra veracruzana

** Después de agresión que se registró el pasado fin de semana contra maestros y periodistas



Por: Redacción



Martes, 24 Noviembre 2015.- Luego de la situación vivida por parte del magisterio el pasado fin de semana, que derivado de sus protestas en contra de la Evaluación de Permanencia que aplicaría la Secretaría de Educación Veracruz en el Complejo Omega en la ciudad de Xalapa y en el Instituto Veracruzano del Deporte en Boca del Río y donde, el gobierno del estado –que encabeza Javier Duarte de Ochoa-, ordenó y mandó a grupos denominados de “choque” -conformados por policías estatales y del IPAX- para que fueran infiltrados entre los docentes y propinar golpizas severas a maestros (as) y periodistas que daban cobertura a la manifestación de los profesores, la maestra veracruzana, le envía una carta al gobernador del estado en donde le expone su sentir sobre los hechos:



Javier Duarte de Ochoa



Gobernador Constitucional del Estado de Veracruz.



PRESENTE



La suscrita maestra normalista, ante usted respetuosamente expongo lo siguiente:



Que considerando la infame y vil acción que ha tomado su gobierno para reprimir a los mentores de la educación de Veracruz, y que valiéndose de la Secretaria de Seguridad Publica para amenazar, golpear y pisotear nuestros derechos como ciudadanos, ha demostrado una vez más que es un hombre incompetente, un político infame y un infidente.



Me ha quedado muy claro que usted se ha desempeñado como un dictador, un gobernante intolerante, un individuo que no razona, que ejerce el poder con las vísceras, y un represor de la libertad de expresión.



Su cómplice, Arturo Bermúdez Zurita utilizó a la SSP, para reprimir a los reporteros, agredirlos físicamente y amedrentándolos con amenazas, el único delito que cometieron los comunicadores fue realizar su trabajo. Sin embargo no fue suficiente con reprimirlos, sus trogloditas de la fuerza civil como animales irracionales reprimieron a mis compañeros maestros al grado de que fueron hospitalizados y otros fueron detenidos como si se trataran de delincuentes. Me pregunto qué diferencia existe entre un mentor de la educación que se manifiesta de manera pacífica y que lucha por sus derechos con los mentores que instruyen a sus hijos.



En los años que llevo como docente nunca había recibido un trato como este, fui recibida con violencia en el Complejo Deportivo Omega, agredida e insultada por la policía. Y qué decir de mis demás compañeros, que fueron amagados con toletes, con armas eléctricas como si se trataran de narcotraficantes. Usted vocifera cada lunes al interior del palacio de gobierno, en sus famosas ruedas de prensa que Veracruz y que su gobierno próspero y que van avanzando en combatir la delincuencia. Me queda muy claro que usted sufre de un trastorno psicológico que consiste en mentir de manera compulsiva y patológica. Los mitómanos falsean la realidad para hacerla más soportable, sin embargo señor gobernador, la realidad de Veracruz no se puede ocultar, no hay empleo, no hay obras públicas, el estado se encuentra endeudado, la UV exige que se le pague, el crimen y la inseguridad están a la orden del día. Que usted pretenda vivir en su burbuja color de rosa es muy distinto.



Los líderes sindicales del SNTE y la titular de la SEV, Xóchitl Adela Osorio Martínez, fueron parte de su comparsa y como no tendría la titular de la SEV en rendirle pleitesía si gracias a usted ella se encuentra en ese cargo aun careciendo de cédula profesional como licenciada y presumiendo una maestría que no tiene aún. Que decir de los líderes sindicales, si gracias a usted le deben sus curules y otras dádivas que ha entregado a cambio de la educación de Veracruz. Es usted el gobernador que pretende evaluar a los maestros de Veracruz, cuando usted es el verdadero culpable en que la educación no avance y ser uno de los que no le importa el desmantelamiento económico de la Universidad Veracruzana, es usted Javier Duarte de Ochoa un enemigo de la educación y amigo de la obstrucción para que este entidad pueda avanzar.



Señor gobernador lo que expongo en estas líneas es una verdad que quizá le incomode, y me atrevo a afirmar que ningún veracruzano en su cabales estaría agradecido y contento con su mandato. Sin embargo miles de veracruzanos ciframos la esperanza de que nuestros hijos tengan un futuro, y como docente añoro dicha esperanza para las generaciones futuras y tengo la confianza firme que el tiempo procederá con justicia, por ello juro en lo que me quede de vida que voy a seguir socavando este régimen formando generaciones, libres, pensantes y críticas.



Moriré con la idea firme que con una sola generación que nazca libre será suficiente para iluminar esta oscuridad, y desde nuestras trincheras como docentes pediremos un voto de castigo a su partido político.



“Mientras pueda hacer algún bien a la humanidad, me creo en la obligación de trabajar por ella, y aun cuando un sólo instante de vida me quedara, lo emplearía con gusto en el bien de la niñez.” Profesor Carlos A. Carrillo.



Le presto mis atenciones y respetos.