EN SEIS MINUTOS, AMÉRICA APLASTÓ AL SAPRISSA



Sufrió pero le bastaron seis minutos para finiquitar una serie de 180. El América de Gustavo Matosas dio un paso contundente a las Semifinales de la Concachampions al vencer 0-3 al Saprissa en un resultado que sólo una catástrofe podría modificar ante la falta de contundencia de los ticos.

Fue al minuto 78 cuando la gran visión de campo de Pablo Aguilar entregó el primer golpe. El paraguayo apareció sigilosamente en el área rival para rematar solo un centro a segundo poste de Darwin Quintero y de esa forma encaminar la serie.

Peralta tejió una gran jugada con Darwin Quintero apenas dos minutos después para que el colombiano recortara dentro del área y dejará solo al centro delantero mexicano que definió sin problemas y fue el propio Oribe quien marcó el tercero tras un resbalón de la defensa que lo puso mano a mano con el portero tico a quien fusiló sin problema alguno.

En los primeros 45 minutos las faltas y tarjetas amarillas fueron protagonistas más allá de dos sendas oportunidades que tuvieron de gol por equipo. Darwin estrellando en el poste y Colindres completamente solo pero con una mala definición dejaron escapar una opción por bando.

Para el complemento, Gustavo Matosas optó por los jugadores de experiencia primero sacando a Pimentel y dándole ingreso a Pablo Aguilar lo que provocó confusión en la zaga mexicana y que se combinó con la intensidad del Saprissa para que América viviera sus momentos más complicados en la era Matosas.

Primero Colindres cruzó demasiado la pelota cuando estuvo mano a mano con Muñoz tras una pésima salida azulcrema y después una gran barrida de Pablo Aguilar cuando el propio colindres ya fusilaba el arco azulcrema fueron las dos grandes opciones para el equipo morado.

Sin embargo, Moisés Muñoz se volvió a vestir de héroe al tapar al menos tres pelotas que eran de gol, incluso una de ellas a contrapié después de un cabezazo descompuesto de Ariel Rodríguez que lo iba a techar pero en la que reaccionó a tiempo para evitar la caída de su marco.

Los cambios comenzaron a funcionar. Sambueza fue al campo por un molesto Osvaldo Martínez y el ingreso de Oribe Peralta terminó por inclinar la balanza que en los últimos 10 minutos encontró dominio azulcrema y también los tres goles que entregan una eliminatoria definida.