LOS TIBURONES VENCEN 3-1 AL PUEBLA Y SUEÑAN CON LA SALVACIÓN



Veracruz, Ver.- Cardiaco y emocionante fue el cierre del duelo por la permanencia.

Los Tiburones Rojos sudaron la gota gorda para lograr doblegar al Puebla y a un próximo cumpleañero Cuauhtémoc Blanco 3-1 que a sus 42 años nos demostró que aún tiene para rato. Las anotaciones de los jarochos fueron obra de Julio Furch, quien se estrenó como goleador con un doblete, más un tanto de Jesús Paganoni; mientras el descuento de La Franja cayó por parte de Hérculez Gómez.

Con este resultado, las cosas se ponen de color de hormiga, pues los escualos se pusieron por arriba de Leones Negros perdió, así que Chivas está más que obligado para salir del fondo porcentual y dejar en el sotano a Puebla.



¡MORDIDA LETAL!

Las aguas por las que navegaba el Puebla lucían tranquilas; pero una sorpresa emergió de las profundidades. Un enorme Tiburón Rojo acechó cautelosamente a los poblanos, hasta que el ataque se dio. Los escualos pegaron una letal mordida a La Franja con la cual aumentaron las ilusiones de surgir del abismo porcentual y acercarse más a la salvación. Jesús Paganoni se puso el disfraz de héroe, al lograr perforar la meta de Rodolfo Cota con un verdadero golazo, pues sacó un disparo colocado de fuera del área, situación que convirtió al “Pirata” Fuente en un verdadero carnaval, en donde los gritos desgarraron miles de gargantas y los bailes de alegría cimbraron los cimientos del inmueble jarocho.

Con el marcador en contra, los camoteros se volcaron al frente buscando igualar los cartones, así que se registraron algunas llegadas de peligro sobre el marco de Melitón, pero los grandes reflejos del cancerbero evitaron la caída de su marco.

Conforme los minutos transcurrían los pupilos del “Maestro” Reinoso se convirtieron en amos y señores del medio campo; Peñalba, Martínez y Andrade borraron por completo a Noriega y a Espinoza, contexto por el cual la desesperación comenzó a invadir al visitante, quien llevó el duelo a una tónica dura y ríspida, ya que comenzaron a dar varias “pataditas” para ablandar a los escualos, pero esto no fue suficiente, para intimidarlos; pues no bajaron las aletas y continuaron buscando aumentar el marcador, pero el tiempo no les fue suficiente. El primer tiempo culminó con una magnifica anotación y un sin número de jugadas de peligro.



ENGULLIDOS

Para la parte complementaria, el “Profe” Cruz decidió quitarle el esférico a los jarochos, situación por la cual ingresó a Hérculez Gómez por Loboa, para de esa forma retroceder al “Chavo” Alustiza y dominar el mediocampo, movimiento que le funcionó algunos instantes, pues tocó constantemente la puerta de Melitón pero sin suerte alguna, ya que los disparos culminaban en las butacas. El “Maestro” decidió darle una ‘clasesita’ a Cruz, pues aprovechó que La Franja estaba volcada al frente para jugar al contragolpe aprovechando la velocidad del “Keko” Villalva, quien en más de una ocasión se escapó por las bandas y generó peligro, hasta que como dice el dicho, tanto va el agua al cántaro que… Pues en una descolgada, los Tiburones le metieron la segunda mordida para engullirse el “camote” con todo y envoltura. Julio Furch se estrenó como goleador de los escualos, pues aprovechó un rebote de Cota para empujar con la cabeza la pelota en el arco visitante, y de esta forma transformar el inmueble en un manicomio, pues los gritos de gol ensordecieron todo el puerto.