¡PERROS BRAVOS! XOLOS LE PEGA 1-0 AL AMÉRICA



Tijuana.- Algunos dicen que a estos Xolos le han quitado a sus mejores perros. Mas al menos hoy la jauría ha salido avante frente a unas Águilas sin alas ni colmillos. Porque los refuerzos caninos del América, Darío Benedetto y Cristian Pellerano han sido opacados por la mordida letal de Dayro Moreno y la atajada decisiva de Cirilo Saucedo, héroes que abollan la corona al campeón azulcrema en la mismísima jornada 2 del Clausura 2015.

El estadio Caliente, repleto gracias a la asistencia de 25,333 fanáticos, es fiel testigo del primer campanazo del certamen, con el que Tijuana suma sus primeros tres puntos para alcanzar a las aves amarillas en pleno vuelo.

Un penalti mal ejecutado de Oribe Peralta, que aguanta y ataja Cirilo, en el complemento, decide el rumbo de una acalorada contienda, resuelta a favor de unos Xoloitzcuintles llenos de coraje y valor, suficiente para vencer 1-0 al ruidoso América, en su presentación en casa.



EL PARTIDO

El juego había despertado altas expectativas, las que termina por cumplir a carta cabal, con todo y que sólo cae un gol a lo largo de los 90 minutos.

Sin dejarse impresionar por los riesgos, Gustavo Matosas suelta desde el inicio a sus Águilas. Vuelan en pos de una victoria, y los Xolos le entran valientes al intercambio ofensivo. Duelo de ida y vuelta que genera acciones de gol en ambas porterías a lo largo de los primeros 45 minutos.

Por eso es que los sustos y emociones se producen sin miramientos. La verticalidad es el sello de una contienda, marcada por más piernas de jugadores no nacidos en México. Los nativos son, en esta ocasión, la excepción. Apenas ocho mexicanos de inicio.

Pero Daniel Guzmán no se raja y, con inteligencia, explota los riesgos que asume Matosas. De tal suerte que explota a la perfección cada balón recuperado para lanzar alegremente a su batallón de Xoloitzcuintles.

Así, canes y Águilas presionan de inicio, apuestan a recuperar pronto y golpear con tino. En esa suerte el balón bota en uno y otro lado. El alarido se escucha en ese ir y venir. América ataca y luce peligroso cada que Darwin, Peralta, Benedetto, Arroyo y Sambueza se hacen del balón. Se han acoplado pronto y tienen más argumentos para salir airosos.

Mas la aplicación perruna del rival genera peligro en el área visitante, porque el refuerzo Gabriel Hauche se ha entendido con Moreno, Arango y Da Silva.

Oribe, hambriento, preocupa a Saucedo. Mas éste ha salido inspirado y le ha ganado la primera batalla. El campeón no se conforma y vuelve a la carga. Pero Tijuana responde y es más eficaz. Así, sobre el minuto 41, el colombiano Dayro Moreno

Y si antes Peralta lo hizo frente a Saucedo, este mostró sus cualidades al desviar el balón.

Pero el campeón no cesaba en su intento, mientras que el cuadro local tampoco se dejaba.

Y por fin… al minuto 41, Moreno puso adelante a Xolos, que obvio, despertó la algarabía a los presentes, que apoyaban en todo momento a su equipo y asi se fueron al descanso.

Ser local obligaba, y Xolos machacaba.



El América persistía.

Pero esta vez la explosividad de los jugadores americanistas estuvieron bien controlados por los de casa, sin embargo, las Águilas mantenían esa lucha intensa, ese pundonor por causar daño, pero si en el primer tiempo, Cirilo Saucedo se lució ante Oribe, al minuto 50, Gandolfi cometió falta a Benedetto, penalti que marcó Pérez Durán, el mismo Peralta cobró y…. Saucedo lo evitó al lanzarse a su izquierda para desviar el balón.

La atajada motivó a Xolos, y cierto desconcierto a los americanistas.

Pero esta segunda parte, fue calientito, de mucha entrega, de constante vaivén en ambos cuadros.

Y a pesar de jugar en cancha sintética, el América lo hizo sin complejos, pronto se adaptó.

Fue un segundo tiempo my vibrante.



Muy intenso.

Constante, ofensivo.

Con el “ole”, “ole” que el público le cantaba a sus Xolos.

Y finalmente, Xolos se alzó con la victoria, luego de manifestarse como tal en la cancha, frente al campeón, que derrochó esfuerzo.