ORIBE QUIERE DISFRUTAR SU PRIMERA FINAL COMO ÁGUILA



SU primera final como americanista no la olvidará. En tan sólo un semestre pudo alcanzar la gloria del gran partido, pero Oribe Peralta quiere más, desea levantar el título con su nuevo club, con su nueva casa a la que hoy le debe su presente.

Agradecido de la vida y del América, Peralta no se ilusiona, pues enfrente estará Tigres, “equipo de un estilo difícil como lo es el del “Tuca”, siempre ríspido, pero sabemos que todo depende de nosotros, de lo que hagamos en la cancha y las ganas que tengamos para levantar el título”.

Su primera final como americanista lo hace sentir “muy contento porque hemos peleado en todo este semestre y nos alcanza para llegar a la gran final”.

En el rostro de su ahora nueva familia emplumada, “veo una hambre total, todos queremos lo mismo, a pesar de lo que se habla, nos enfocamos en el título”, agregó.

Así que el jueves y domingo en los juegos de ida y vuelta, respectivamente, América “jugará con bastantes opciones y recambios para complicarle a Tigres, lo hemos demostrado en el torneo y ojalá que en está final no sea la excepción”.

Al igual que varios de sus compañeros, se limitó hablar de Paúl Aguilar y de la supuesta salida de Antonio Mohamed, pues solamente “debemos meternos en los que nos toca”.

“Paúl es importante, pero estamos enfocados en lo que queremos”. No obstante, “cualquier fuente externa de distracción afecta al grupo y se mostró en este partido”, aseveró.