Miércoles, 03 de marzo del 2021           elinformantedeveracruz@gmail.com 273 110 93 29

PIDE OBISPO DE ORIZABA VIVIR LA CUARESMA CON FE, ESPERANZA Y AMOR A PESAR DE LA PANDEMIA



21 de febrero de 2021



Redacción/El Informante de Veracruz

Orizaba, Ver., 21 de febrero de 2021. Al iniciar la Cuaresma, el Obispo de la Diócesis de Orizaba, Eduardo Cervantes Merino hizo un llamado a los fieles a vivir este tiempo litúrgico con fe, esperanza y amor, para lograr purificar su vida.

"La Cuaresma es el tiempo propicio para configurar nuestra vida con el Señor Jesús. sostenidos en las virtudes teologales, como nos indica el Papa Francisco en su Mensaje de Cuaresma de este año. En efecto, la fe nos invita a acoger la verdad y ser sus testigos: la esperanza como agua viva, nos permite continuar nuestro camino, y la caridad, vivida tras las huellas de Cristo mostrando atención y compasión por cada persona, es la expresión más alta de nuestra fe y nuestra esperanza".

Subrayó que después de un año, la pandemia provocada por el Covid-19 sigue causando estragos en el mundo entero, por desgracia en nuestro país esta crisis se ha acentuado, entre otras causas, por el mal manejo de la misma.
,
"Esto se refleja en los primeros lugares que ocupa México a nivel mundial por contagios y muertes. A pesar de muchos esfuerzos y entrega del personal sanitario, no se ha logrado controlar la pandemia".

Por lo que pidió hacer oración y meditación de la Palabra y al mismo tiempo compartir palabras de esperanza, aliento y consuelo a quienes viven en la angustia y en la tristeza.

"Que nuestra fe, ayuno y penitencia se traduzcan en obras de amor fraterno, solidario y misericordioso en la cooperación y comunión, superando el egoísmo, envidia, indiferencia, hipocresía, descalificación, distanciamiento y confrontación".

El prelado felicitó a sacerdotes y equipos parroquiales por su trabajo que han venido realizando en la atención y puesta en práctica de las medidas sanitarias para la participación de los fieles en las diferentes celebraciones especialmente en el respeto a las indicaciones de parte de la autoridad sanitaria y el semáforo epidemiológico, pues todo ello ha permitido que los Templos se mantengan abiertos y se realicen las celebraciones con participación restringida y controlada.

De la misma forma, les pido catequizar adecuadamente a loa fieles para que se entienda mejor el sentido de reservar la celebración de los sacramentos de iniciación cristiana para la Pascua.

A la par, solicitó se ofrezcan subsidios y materiales que permitan orar en familia y vivir su fe en estos días fuertes de reflexión, favoreciendo el rezo del Viacrucis en familia o pequeños grupos, siempre evitando aglomeraciones.

"Les invito a resaltaren este tiempo la Cruz con un lienzo morado en los Templos y al exterior de sus hogares. Igualmente, destacar los signos propios de la Semana Santa. Hermanos presbíteros, faciliten a la comunidad la participación del sacramento de la penitencia, ofreciendo para ello tiempo suficiente, horarios accesibles, dándolos a conocer en el tablero parroquial o por los medios electrónicos. Si bien la pandemia no nos permite este año realizar las acostumbradas celebraciones penitenciales a nivel decanal, es importante que cada parroquia ofrezca este servicio a sus fieles".