MUJERES INDÍGENAS NO ACCEDEN A JUSTICIA POR FALTA DE PERSPECTIVA DE GÉNERO



Redacción/El Informante de Veracruz



Orizaba, Ver., 20 de noviembre de 2020. Además de Edith -madre de familia acusada de sustraer a su hija- existen más mujeres en la zona serrana que carecen de acceso a la justicia y aunque en el caso de ella que está en calidad de inculpada, la mayor parte son víctimas de violencia, indicó Lizeth Hernández Cruz, la coordinadora del Colectivo Kalli Luz Marina.



Siendo el mayor obstáculo es que el seguimiento que se les da a sus casos no es el adecuados porque carecen de perspectiva de género y la reducción de presupuestos para atender esta problemática.



"La reducción de presupuestos que hay desde la federación para reducir las desigualdades entre hombres y mujeres también para reducir o erradicar el tema de violencia de género, entonces ese es uno y otro que, no hay personal capacitado para ello y si está capacitado no está sensibilizado en el tema entonces hay poca voluntad para atenderlo desde una perspectiva de género, de Derechos Humanos".



Añadió que las mujeres indígenas no dan seguimiento a sus casos porque se enfrentan a otros obstáculos tales como: las grandes distancias que hay entre sus comunidades y los distritos judiciales, otro el tema económico y el uso de la lengua.



"Algunas de ellas son monolingües, entonces es difícil que puedan acceder a espacios de procuración de justicia cuando no se les brinda este servicio o cuando se somete a trámites burocráticos el poder acceder a un intérprete dentro de las fiscalías. Entonces creemos que realmente es complejo que las mujeres indígenas den seguimiento a sus procesos".



De acuerdo a la Red Nacional de Refugios a causa de la pandemia del Covid-19, la violencia doméstica se ha incrementado en un 100 por ciento al tener las mujeres que convivir más horas con su agresor; por desgracia su situación se ha complicado debido a que no existe personal capacitado para atender este tipo de casos.



"Se habla de que había 55 llamadas por minuto al 911 relacionadas con violencia, en los primeros meses de la pandemia entonces esa es una situación bastante grave para las mujeres".



Hernández Cruz destacó que cuando se habla de violencia doméstica, no se debe pasar por alto que los menores también terminan siendo víctimas de ello, ya que el agresor da el hombre adulto hacia la esposa y por ende los hijos. Razón por la cual debe haber una mayor sensibilidad de parte de las autoridades para atender esta situación.