SE ESPERA DENUNCIA DE ALCALDESA TRAS ROBO DE DESPENSAS E INCENDIO DE TRES CAMIONETAS OFICIALES DEL AYUNTAMIENTO ADEMÁS DE OTROS DAÑOS



Redacción/ El Informante de Veracruz



Rafael Delgado, Ver., 30 de julio de 2020. Al menos tres camionetas oficiales calcinadas y una unidad más del servicio de agua con el parabrisas destrozado, varios cristales rotos y el saqueo de más de 3 mil despensas fue el saldo que dejó el bloqueo iniciado ayer por parte de vecinos de la congregación Jalapilla quienes se inconformaron por el cierre del panteón ejidal además de la destitución de funcionarios.



Se espera que las autoridades municipales interpongan la denuncia correspondiente por los daños ocasionados la noche de ayer, en la que se registró un enfrentamiento entre los ciudadanos y elementos de Seguridad Pública del Estado quienes echaron gas lacrimógeno para dispersar a los ciudadanos que se encontraban ya, fuera de si.



Como es de recordarse después del bloqueo sobre la autopista y ante el temor de ser desalojados por los granaderos, los vecinos determinaron trasladarse hasta el Palacio Municipal exigiendo ser escuchados por la alcaldesa Isidora Antonio Ramos sin obtener respuesta. Advirtiendo que no se moverían del lugar haga obtener una respuesta



Fue alrededor de las 21:40 horas de ayer miércoles que un grupo de jóvenes presuntamente ajenos al movimiento que arribaron en motocicletas y comenzaron a irrumpir en las oficinas que funcionan como bodegas del ayuntamiento sacando a diestra y siniestra todas las despensas.



Enardecidos se dirigieron hasta el domicilio del director de Agua Potable justo en donde se ubicaban las tres unidades oficiales del ayuntamiento: Ford F150 doble cabina de color blanco del departamento de Obras Públicas; Nissan tipo estaquitas NP300 XW-94048 del Estado de color blanco de Alumbrado Público y Ford Transit de Protección Civil, a las cuales les prendieron fuego y terminaron totalmente calcinadas, reducidas a fierros.



Una veintena de elementos de la Secretaría de Seguridad Pública del Estado acudieron a intentar dialogar con los pobladores que para esa hora ya contaban con una gran fogata que hicieron con el apoyo de algunas llantas que utilizaron como combustible y algunos pedazos de madera. Tras recibir la agresión de los disconformes, los uniformados repelieron la agresión.



Para este jueves por la mañana, más de 40 oficiales de la SSP se mantenían resguardado el inmueble, en la espera del arribo de la autoridad municipal para poder hacer un recuento de los daños e interponga la denuncia ante la Fiscalía Regional por los daños ocasionados y contra quién resulte.



Algunos trabajadores del ayuntamiento poco antes de las 9:00 horas se presentaron al ayuntamiento pero al quedar resguardado, terminaron retirándose del lugar; al momento prevalecen los restos de envolturas de galletas, harina de maíz y cajas que contenían las despensas hurtadas. De igual forma se pudo observar botellas vacías de cerveza.



Mientras tanto vecinos de manera tímida se asomaban para observar los daños ocasionados en el edificio público municipal, comentando entre ellos que muchos se encerraron ante el riesgo de que se pudiera haber desatado una balacera en el lugar.