HABRÁ QUE ESPERAR PARA REANUDAR O CANCELAR EL FUTBOL MEXICANO

*Se pospuso la asamblea de dueños



Por Noé Flores Cortés



No hubo asamblea de dueños del futbol mexicano de la primera división, por lo que la decisión de cancelar o reanudar el torneo de Clausura de la Liga MX queda en suspenso, muy a pesar de que de acuerdo a los comentarios, es inminente que se de por terminada la presente competencia y no se declare campeón a nadie, pues sólo se han jugado diez jornadas.

Las diferentes opiniones de los dueños de los equipos y sobre todo, el no saber a ciencia cierta la decisión de las autoridades de Salud del país, para dar una fecha para regresar a entrenar, fue lo que obligó a suspender la reunión virtual.

Son muchos los intereses de los dueños de los equipos, algunos de ellos, sólo piensan en lo económico, en cuánto perderán, en lo contratos de los jugadores y muchas cosas, obvio en lo deportivo no lo priorizan pues el futbol profesional, es un espectáculo, un negocio, lo demás, es secundario; su activo, son los jugadores.

Pero en ese tema, sin salirse del renglón, tampoco se ponen de acuerdo, pues para algunos equipos, es prioritario que se reanude la liga, pues están peleando el título o están en la pelea por calificar a la liguilla de finales y eso significa ingresos.

Otros más, que están en los últimos lugares de la tabla, tienen que analizar, si les conviene que se reanude el torneo o no, pues hasta antes de la pandemia, los tres últimos lugares de la tabla, tendrían que pagar una multa, creo que de 120 millones de pesos, para seguir en la primera división, toda vez que ya se canceló el ascenso; ese dinero iría a parar a los equipos de la primera “A” o liga de ascenso.

Si se acaba el torneo, tendrían que pagar, ya, pero si se reanuda, tendrían siete fechas para salir de esa zona de “descenso” y evitar pagar esa cantidad.

Así las cosas, habrá que esperar que sucede con el futbol mexicano, que lo que menos tiene es ser MEXICANO, pues todos los equipos a excepción de Chivas, tienen 9 o más jugadores no nacidos en México; cuatro extranjeros en la cancha, otros cuatro p cinco nacionalizados o naturalizados y sólo dos o tres verdaderos mexicanos en la cancha.

Debo aceptar que al ser naturalizados o nacionalizados, la ley les ampara para ser considerados mexicanos, con todas las obligaciones y derechos que los nacidos aquí, pero también debemos decir, que ellos, detienen, obstaculizan o retrasan el desarrollo de los jugadores nacidos en nuestro país..