CUATRO AÑOS DEL TRÁGICO ACCIDENTE EN ATOYAC QUE DEJÓ 22 MUERTOS



** 55 viajaban en un autobús, entre ellos cinco menores de edad



José Rodríguez



Atoyac, Ver; a 10 de enero de 2020.- Este 10 de enero se cumplen cuatro años del trágico accidente que enlutó al municipio de Camarón de Tejeda y es que 55 personas, entre deportistas, familiares y porra, viajaban en un camión de la línea "Jamapa" con destino a Córdoba, para jugar la final de la liga "30 Caballeros", desafortunadamente al descender de una cumbre pronunciada afuera de la iglesia de San José, el conductor del camión perdió el control tras una falla de los frenos y cayeron en el puente del Río Atoyac.



"Hola buenos días, habla el paramédico Porfirio, necesito apoyo en la ciudad de Atoyac, por donde está el palacio municipal, se acaba de ir el autobús a un barranco y no podemos acceder, repito no podemos acceder", fue el primer audio que llegó en los grupos de emergencia por el técnico en Urgencias Médicas, Porfirio Pérez Aguilera de la Cruz Roja de Córdoba y que se dirigía en caravana a Tepatlaxco a entregar juguetes a niños de la sierra.



Eran las 08:40 de la mañana y se escribía una de las historias más tristes de la región cañera, por las frecuencias se escuchaban los gritos de auxilio de los cuerpos de rescate, la escena era por demás impresionante.



Al fondo del río estaba el camión destruido, unos jóvenes sin vida y otros lesionados de gravedad, la mayoría de 18 a 35 años de edad, amigos, familiares e integrantes del “Deportivo Camarón”, orgullosos de que después de 20 años regresaban a una final, portando el tradicional uniforme rojo, esperando llegar con la copa del primer lugar, sin embargo, su retorno fue en unos fríos féretros.



El saldo final que se dio 24 horas después fue de 22 fallecidos (18 en el lugar, 2 en el traslado y 2 en el IMSS de Potrero Nuevo), entre ellos el conductor del camión, además 33 lesionados, mismos que fueron dados de alta con el paso de los días.



Para el 11 de enero, Camarón de Tejeda se paralizó por completo, en el campo de fútbol se rendía homenaje a 21 cuerpos, así lo que pretendían terminara en un día de fiesta culminó en un acto luctuoso que no olvidan los familiares de los jóvenes deportistas.