SENSACIONAL TRIUNFO DE GRUPO GARRIDO, 6-5 A BRAVOS DE CÓRDOBA



*Voltereta en la novena entrada

*Los Crhistian Santamaría, HR y hit



Por Noé Flores Cortés



Sencillamente sensacional el juego estelar del beisbol cordobés, donde Grupo Garrido de Manuel Esparza a base de garra, de esfuerzo, de lucha y de cuadrangular de Christian Santamaría junior e imparable de su papá en la novena entrada le dieron la vuelta a la pizarra y vencieron al son de 6-5 a Bravos de Córdoba, que le hizo honor a su mote.

Un duelo de poder a poder en el aviación uno o Salomé Barojas, donde ahora apareció Eduardo Salgado, pitcher ex liga mexicana con los Bravos, por lo que el choque de serpetinas fue el ingrediente extra, pues hubo cadenas de ceros en la pizarra en ambos lados.

Fue Grupo Garrido quien le puso número a la casa con dos carreras en la cuarta entrada y fue hasta la séptima cuando reaccionó Bravos y con cuadrangular de tres carreras de Josmar Peña quien además es un excelente short, le dio la vuelta a la pizarra para poner adelante a los locales 3-2 y en la octava el mismo bateador volvió a conectar de cuadrangular de dos carreras para poner cartones de 5-2.



Pero faltaba lo mejor, la parte alta de la novena entrada y vino Grupo Garrido, con todo y con uno en base Christian Santamaría junior quien tendrá que reportar este mismo mes a la Academia El Carmen en Monterrey, como prospecto de Liga Mexicana, se voló la barda para acercar al equipo 4-5; vino su papá del mismo nombre y con imparable trajo la carrera del empate y Germán López produjo la del gane con sencillo; todavía Avendaño conectó imparable pero sacaron en el plato al corredor y la séptima no cayó.

Grupo Garrido sumó 17 juegos sin perder en la Liga Cordobesa, un invicto que trae desde la campaña pasada cuando ganó el campeonato sin perder un sólo juego. Jorge “Títere” Flores ganó el duelo en labor de relevo a Jorge Chávez y lo perdió Eduardo López en relevo a Eduardo Salgado.

Al final del juego, Manuel Esparza, dijo que eran un gran equipo, con chamacos que saben jugar bien al beisbol y que le ponen todo el corazón por delante, por lo que los felicitó y les invitó unas “aguas”.