POR INSEGURIDAD, DESERTAN HASTA 5 ALUMNOS EN LA UPV POR AULA



Redacción/El Informante de Veracruz



Nogales, Ver., 11 de junio de 2019. La inseguridad ha golpeado no solo al magisterio sino a los propios alumnos, generando la deserción de entre cuatro a cinco jóvenes estudiantes de la Universidad Pedagógica Veracruzana en cada aula, admitió Juan Alberto Flores Rosales, director del Centro Regional de la UPV de Ciudad Mendoza.



"Hemos reconocido el caso de jóvenes que han sido secuestrados, extorsionados de alumnos que han tenido que retirarse de nuestras aulas por la amenaza a sus familiares; es una situación que nos ha lastimado mucho, podría decirle que muchos de ellos prefieren no decirnos la razón, las causas, los motivos por los cuales desertan prefieren guardarlo en secreto pero hay chicos que vienen desde Tehuipango, Astacinga, Tlaquilpa, Atlahuilco, Tequila, Los Reyes, Zongolica".



Flores Rosales añadió que Ciudad Mendoza, Nogales, Río Blanco, Orizaba no escapa a esta ola terrible de violencia, lo cual también resulta ser preocupante porque los estudiantes tbien provienen de esta conurbación.



Detalló que se han hecho gestiones para brindar seguridad a nuestros alumnos pero como ellos provienen de diferentes medios geográficos a veces es poco fácil para las agencias de seguridad brindar protección este rebasa propiamente a las autoridades y a las fuerzas.



"Nuestros alumnos se trasladan digamos que de las 4 o 5 de la mañana para llegar 6:30 a Ciudad Mendoza esa hora es muy difícil a veces brindarle protección y seguridad; muchos alumnos egresan de las aulas a las 6:30 a 7 de la noche también, es una hora muy difícil para ellos el retiro a sus hogares pero creemos porque hemos implementado un plan de apoyo ahí en el centro para la protección mutua de los estudiantes".



Finalmente expresó que lo que se está viviendo en materia de inseguridad es el resultado de un clima descompuesto que vive Veracruz en ese rubro, por esa razón se pide que la vigilancia se refuerce, no sólo para los estudiantes de la UPV sino para toda la sociedad en general.



"Vivimos en una zona de inquietud, temor, miedo, pánico por el hecho de que nuestros hijos o estudiantes retornen a salvo a la casa o lleguen a salvo a la escuela", finalizó.