ASESINAN A BALAZOS A COMERCIANTE



** El sanguinario suceso en la comunidad de El Chote



PAPANTLA, VER.- Sigue fuera de control, la ola de violencia, que viene azotando este municipio, donde la delincuencia ha rebasado por completo a las autoridades policiales.

Las balaceras en distintos puntos, se ha vuelto cosa común, donde los papantecos; amanecen con el Jesús en la boca y este día, no fue la excepción.

Fue en la comunidad de El Chote, perteneciente a este municipio, dónde en las inmediaciones de la agencia municipal, se escucharon varias detonaciones por arma de fuego, esto sucedió cuando un par de sujetos, que se hicieron pasar por clientes, ingresaron a la tienda de Materiales "Azuara", que se ubica sobre la calle Hidalgo en esta población para preguntar sobre el precio materiales de construcción.

Saliendo al mostrador, el señor César Azuara de 49 años de edad, con domicilio en la congregación de El Chote y propietario de Materiales "Azuara".



Dónde llegaron dicho sujetos, mientras uno de ellos; entretuvo a otros empleados, quien estaba con el encargado de la tienda de materiales, saco de entre sus ropas, una pistola escuadra y le disparo en diversas ocasiones para huir, ambos sujetos desconocidos a bordo de una motocicleta del lugar de los sangrientos hechos.

Acudiendo, personal médico de una clínica del IMSS asi como paramedicos de Protección Civil, que ya no pudieron hacer nada por salvarle la vida, ya que el comerciante, carecía de signos vitales y que presentaba dos impactos por arma de fuego en su humanidad.



Arribando, elementos y unidades de la Fuerza Civil, SEDENA y Policía Municipal, quienes en primera instancia, acordonaron dicho lugar, mientras que personal de emergencia, atendieron a personas con crisis nerviosa.

Tomando conocimiento, personal de la UIPJ, Servicios Periciales y Ministeriales, quienes iniciaron con la recolección de indicios así como el levantamiento del cuerpo, ordenando su traslado hasta el anfiteatro de esta ciudad para la necropsia de rigor y posteriormente, entregar sus restos a sus afligidos familiares para darle sepultura en su lugar de origen.