ALCOHOLERA ATOYAC INICIA EL DESMANTELAMIENTO DE SUS PLANTAS Y SE PIERDEN 300 EMPLEOS



*Se perderán más mil empleos indirectos en la región.



*Producía alrededor de 35 millones de litros por zafra.



POR JAVIER VARGAS SALINAS



ATOYAC.- La Alcoholera Zapopan ubicada en este municipio y que recientemente cerrara sus puertas, dio comienzo a los trabajos del desmantelamiento de su planta, la cual sus dueños la habrán de llevarse a otro estado, donde será instalada.



José López Blanco, liquidador y encargado de llevar a cabo estos trabajos, en entrevista con medios de comunicación, explico que el cierre de la Alcoholera y de la Central Energética Atoyac, se debió a los problemas gremiales que existían entre dos grupos de trabajadores, pertenecientes al Sindicato Independiente “Modesto C. Flores” y el Sindicato Azucarero Cetemista.



Mencionó que después de 8 años de trabajar en esta región, donde se realizó una inversión total de 700 millones de pesos por ambas plantas, se irán a otro estado, y que por medidas de seguridad, no da el nombre.



Señaló que esta alcoholera producía alrededor de 35 millones de litros de alcohol por año, mismos que se distribuían a lo largo y ancho de la república Mexicana, de igual forma se realizaban algunas exportaciones, así mismo, comentó que en este último ciclo, la Central Energética Atoyac, llegó a moler alrededor de 230 mil toneladas de caña.



López Blanco, dijo con tristeza que serán alrededor de 300 empleos de manera directa los que se perderán por el cierre definitivo de estas dos plantas, afectando además de manera indirecta, un promedio de mil trabajadores, entre productores de caña, cortadores de la gramínea, fleteros, operadores y así mismo, prestadores de servicios a ambas plantas.



De igual forma, son aproximadamente 3 mil hectáreas de caña de azúcar que se tienen y que el problema es fuerte porque los productores, tienen que realizar gestiones ante los ingenios de la región para que les contraten su producción de la gramínea, y los dueños de ambas empresas, también están realizando gestiones para que sus cañas puedan ser procesadas en estos ingenios.



Dejó en claro que el cierre definitivo de estados empresas, la CEA y la Alcoholera, fue por reguardar la seguridad y la integridad de quienes laboraban dentro de ellas y de las familias que habitan alrededor de ellas, ya que el conflicto intergremial dentro de una planta que produce alcohol y lo almacena, con este conflicto podría haber una tragedia en cualquier momento, por eso se opto por cerrarla.



Por último, José López, comentó que ya realizaron las liquidaciones correspondientes a todo el personal que laboraba en estas dos empresas, donde se tuvo una derrama de más de 5 millones de pesos.