"NO VA A VENIR, MALDITO VIEJO": FAMILIARES DE POLICÍAS IMPUTADOS POR HOMICIDIO EN ORIZABA

** Realizan segunda audiencia en sala de juicios orales



Redacción/El Informante de Veracruz



Orizaba, Ver., 8 de noviembre de 2018.- Se realiza la segunda audiencia a puerta cerrada de los policías, que el pasado sábado fue legalizada su detención, por el delito de homicidio doloso en contra de dos profesionistas de esta ciudad el pasado jueves 1 de noviembre, fechada para este jueves en punto de las 9:00 horas.



Con una hora de anticipación arribó la unidad de Readaptación y Reinserción Social en la que fueron trasladados desde Zongolica, los policías imputados por el delito de homicidio doloso, custodiados por dos patrullas de la Secretaría de Seguridad Pública del Estado.



El convoy arribó a la Sala de Juicios Orales ubicado en Norte 3 entre Poniente 2 y 4, en pleno centro de la ciudad, en donde finalmente, arribaron también, los abogados de la familia Pérez González.



En las inmediaciones de la Sala de Juicios Orales, permanecen los familiares de los ex policías quienes enmedio de la incertidumbre, lograron verlos y hablar con ellos, por unos instantes.



"Gracias a Dios lo pudimos ver", fue la expresión de los familiares de los detenidos.







Aunque se había dado a conocer que podría estar presente el ex director de Gobernación Municipal, Juan Ramón Herebia Hernández, no fue así y se desconoce si fue citado o no por el Juez de Control a declarar.



Las expresiones de enojo entre los propios familiares quienes viven su propio duelo, por los hechos ocurridoa en donde los señalan también se lograron escuchar, "no va a venir (Herebia), maldito viejo".



Cabe recordar que de acuerdo al procedimiento, tras la oficialización de la detención el pasado sábado, han transcurrido 144 horas equivalente a seis días, para el desahogo de pruebas ya sea a favor o en contra de cada uno de los involucrados.



En base a ello, el juez de control decidirá si estás son sustentables para emitir un fallo y ser vinculados a proceso; independientemente a que ya cuentan con dos años de cárcel preventiva, y en el caso de los que pudieran quedar libres quedan exentos de ese periodo. Contrario a ello se continuará, el proceso penal.