EN ORIZABA, TERMINA MANIFESTACIÓN EN BALACERA


Redacción/El Informante de Veracruz



Orizaba, Ver., 9 de octubre de 2018. Lo que parecia que solo se trataba de una manifestación más, se convirtió en un sangrienta jornada entre policías y manifestantes de Tetelcingo, la tarde de este martes al dejar un saldo de cuatro policías heridos, uno que resultó atropellado y dos más por arma de fuego; de igual forma ocho vehículos fueron asegurados y siete personas resultaron detenidas.



El día lunes, según la inconformidad externada por los pobladores, fueron detenidos tres jóvenes artesanos, por los policías municipales, y sin darles una explicación del motivo de su intervención fueron llevados a la inspección.



Una vez en el lugar, presuntamente fueron golpeados en el cuerpo por los uniformados; mientras tanto los habitantes se organizaron para buscarlos y al saber de su detención acudieron al lugar negociando, el Agente Municipal de la localidad de Tetelcingo.



Al lograr su liberación, dieron cuenta de los golpes recibidos por los jóvenes generando un descontento mayor y querían que fueran presentados los uniformados responsables del hecho, aunque de primera instancia estaban en la espera de aplicar la ley del Talion; los disconformes decidieron ir a bordo de sus unidades a interponer una denuncia ante la Fiscalía Regional.



Cuando ya estaban algunas de las unidades en movimiento, una patrulla que hacia sus rondines por la zona fue cercada por los pobladores pensando que se trataba de la Policía Municipal, subiendo algunos a la unidad mientras los pobladores estaban entretenidos del otro lado, los antimotines aprovecharon para tomarlos por sorpresa.



Los toletes y el gas lacrimógeno incluyendo balas de goma, se hicieron presentes para dispersar a los campiras, incluyendo a aquellos que se encontraban en un vehículo para posteriormente perseguirlos en donde varios resultaron heridos tras los golpes que recibieron; algunos logrando huir para ponerse a salvo de la persecución.



Una de las camionetas atropelló a un policía y otros dos uniformados recibieron disparos presuntamente por los propios manifestantes; iniciando la movilización de cuerpos de emergencia para auxiliar a los efectivos.



Minutos más tarde se observaba a las personas que fueron detenidas; además de desfilar una cantidad importante de uniformados de la Fuerza Civil, Seguridad Pública y Marina acordonando el área e impidiendo que la población pudiera pasar por el lugar que estaba restringida con una cinta amarilla de parte de los agentes de Tránsito a quienes les llamaron la atención los efectivos estatales por permitir ingresar representantes de la prensa a tomar fotografías.



En un recorrido por la periferia se pudo observar la unidad que fue remolcada por la grúa y en la cual uno de los policías quedó abajo de la misma al ser atropellado.



En el parque de Los Dinosaurios también estaba resguardado el lugar y en entronque de la autopista para ingresar a la ciudad ya también aguardaban integrantes de Seguridad Pública Estatal y la Fuerza Civil en donde se detenía unos instantes a los automovilistas.



Por aire, también había un operativo de vigilancia, luego de que trascendió que podrían reorganizarse los pobladores, por lo que las autoridades optaron por hacer un retén especial en las inmediaciones de la caseta de Fortin de las Flores.



Los detenidos por los oficiales de la Policía Municipal fueron enviados en medio de un fuerte despliegue a la Fiscalía Regional de Justicia de Córdoba.