PROBLEMAS SENTIMENTALES FAVORECEN LA PRESENCIA DEL SÍNDROME DEL CORAZÓN ROTO



Orizaba, Ver., 06 de Junio de 2018.- Tensión excesiva, condiciones continuas de estrés, ingesta de bebidas alcohólicas y hasta problemas sentimentales, están relacionados con una afección cardiaca cuyos síntomas semejan un infarto, que aunque poco frecuente se llega a presentar en población joven, denominada síndrome de Tako Tsubo o de corazón roto, alerta el cardiólogo del Hospital General Regional (HGRO) del Instituto Mexicano del Seguro Social del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) Isidro Antonio Mendoza.



Explica que este síndrome se caracteriza por la presencia de ‘cansancio’ en el corazón, por causas no precisamente cardiológicas aunque el vital órgano crece de forma anormal y cae en insuficiencia cardiaca, de manera que tiende a parecer que se desarrolla un infarto coronario, situación que ocurre en pacientes generalmente jóvenes.



Reitera que no es un síndrome frecuente y cuando se llegan a presentar, el electro refleja marcadores similares a un infarto en progreso, no obstante estudios más sofisticados, como gamagramas, revelan aumento del corazón, pero en condición normal “con el tiempo regresa a su tamaño normal y el paciente ya no refiere dolor y realiza sus actividades en forma habitual sin molestia alguna.



Dijo que el síndrome de corazón roto presenta dolor típico de infarto, molestias en el tórax, cansancio, fatiga y sudoración abundante, lo cual sin necesidad de medicamentos tiende a regularizarse y no necesariamente están relacionados con enfermedades tales como diabetes, hipertensión, obesidad o algún otro tipo, no obstante hay causales como depresión, estrés, tensión, ingesta de bebidas alcohólicas y hasta problemas sentimentales, que una vez que van resolviéndose impacta en la salud del corazón.



Pese a lo anterior, el cardiólogo del IMSS recomienda no subestimar síntomas de afección al corazón y solicitar atención cuando se presenten y desde luego en general practicar hábitos saludables de vida y alimentación, realizar alguna actividad física para de esta forma mantenerse en óptimas condiciones de salud.