CASI EL 100 POR CIENTO DE LAS DONACIONES DE SANGRE, POR REPOSICIÓN



Orizaba.- Empatía, solidaridad, ponerse en los pies del otro, considerar que la sangre que se dona es para un hijo o que quizá el día de mañana sea uno mismo quien requiera la transfusión sanguínea, son los principales motivadores de las personas que como Alicia Jiménez, Harry Calderón, Edgar Enrique Castillo y Daniela Barros, deciden regalar vida, a través de la donación de sangre. En el marco del Día Mundial de Donante de Sangre que se conmemora este 14 de junio, donadores hacen un llamado a la población en general para que se informen y sensibilicen sobre las necesidades de otras personas y adoptemos una mayor cultura de donación.



La responsable del Banco de Sangre del Hospital General Regional de Orizaba (HGRO) del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), María del Carmen Núñez Ortega, comentó que casi el 100 por ciento de las donaciones de sangre son de reposición, es decir que se realizan en apoyo a algún familiar hospitalizado, que recibió o va recibir alguno de los componentes de la sangre, no obstante en el en este primer semestre, han atendido a 8 donadores totalmente voluntarios, es decir que solo como un acción altruista han acudido a donar 450 mililitros de su sangre.



Daniel Barros, es una joven de 28 años de edad, que gracias a la publicación en redes sociales de un medio impreso local, conoció la necesidad de una familia de donadores, ya que su hija derivado de una enfermedad oncológica, requiere sangre y sin pensarlo, sacrificando tiempo de sueño, ya que debió madrugar y llegar tarde al trabajo se presentó a la donación, sabedora de que se encuentra en óptimas condiciones de salud, dado que cada seis meses se somete a revisiones médicas. Luego de las pruebas y análisis correspondientes, en menos de diez minutos, donó cerca de medio litro de sangre.



Alicia Jiménez Elias, de 57 años y vecina de Fortín acudió a donar sangre, para apoyar a un amigo, que debido a un accidente automovilístico se encuentra en terapia intensiva del HGRO, compartió que es la cuarta o quinta vez que a lo largo de su vida ha donado sangre, ya que entiende que debemos ser solidarios y ayudar a salvar vida y se pronuncia porque se promueva más la importancia de la donación sanguínea, porque de esta forma se dona vida.



Harry Calderón Escoli, joven de 25 años de edad, como una forma de apoyar a un familiar, es otro de los donadores que acudieron al HGRO y asegura que son varias ocasiones en que lo ha hecho y en la medida que su salud lo permita, continuará con esta práctica y va más allá al animar a la población a que también lo haga, especialmente cuando se conocen casos específicos en que se requieren decenas de donadores, y a veces la gente cercana al enfermo, no es apta para ello. Reconoce que en el IMSS tienen estrictos controles de calidad para garantizar sangre segura.



Cuando Edgar Enrique Castillo Tejeda 46 años, quien vive en Córdoba junto a su familia, se enteró que su vecinito, un niño con leucemia requería donadores, no lo dudó y se organizó con su esposa para atender a sus hijos y en el trabajo delegó ciertas actividades, para acudir a la cita en el bando de sangre del HGRO, además hizo un llamado por redes sociales para que más personas se unieran a la causa, ofreciendo incluso trasladarlos de Córdoba a Orizaba y dieran a través de la donación, oportunidad de vida para el menor.