MADRES DE DESAPARECIDOS HAN MUERTO EN VIDA: NO HAN ENCONTRADO RESPUESTAS A SUS DEMANDAS

** 10 De mayo no es igual para ellas, "Este día no es de fiesta, es de lucha y de protesta", gritan a su paso por calles de Orizaba



Redacción/El Informante de Veracruz



Orizaba, Ver., 10 de mayo de 2018.- Familiares de Desaparecidos de la zona Orizaba-Córdoba, marcharon por Oriente seis en exigencia de justicia y la aparición con vida de sus familiares; muchas de las madres han muerto de tristeza, enfermedad y dolor al no encontrar respuestas a su demanda, afirmó la presidenta del colectivo, Aracely Salcedo Jiménez.



Agradeció el apoyo a los medios de comunicación y recordó que para ellas no hay nada que celebrar, ya que a diferencia de otros hogares la gente se vuelca a las calles a celebrar con noble sentimiento a la mama, que es una figura imprescindible para las familias de México.

Sin embargo, ellas, como madres de los desaparecidos despiertan con la convicción de que producto de la diaria lucha de la búsqueda de la verdad y la justicia y con ello encontrar paz de saber en dónde se encuentran sus hijos, por lo que seguirán luchando para lograr que la sociedad vea que no está completa porque hacen falta los desaparecidos.



Afirmaron que el amor de madres las impulsa a seguir adelante y las alienta en el camino, y que les ha permitido encontrarse con varios de ellos en las fosas clandestinas que son símbolo del egoísmo de la inhumanidad y la falta de amor que devora a los miembros de la sociedad.

En ese apartado refirió que derivado de los trabajos que se han realizado en dichos terrenos han permitido que otras madres que no han denunciado pidan el apoyo como ocurrió recientemente en Río Blanco y que comprueba que las desapariciones no registradas son más de las que tiene la autoridad.



“Tan solo del día que descubrimos las fosas en Río Blanco, nos solicitaron apoyo 15 nuevos casos que no tienen denuncia. Tan solo de esa zona, imagínate la magnitud del problema que estamos viviendo”.

La marcha de los familiares inició desde donde se ubica el atrio de la Iglesia de Santa Gertrudis pasando oriente seis hasta llegar al parque López en donde además del pase de lista de los desaparecidos y en medio de abrazos soltaron globos recordando a sus seres queridos ausentes, haciéndoles saber que los tienen presentes en el corazón y el pensamiento y no van a descansar hasta encontrarlos.