CONCESIONARIOS DE TAXIS EN DESACUERDO CON PAGOS POR REORDENAMIENTO

Redacción / El Informante de Veracruz



Orizaba, Ver., 20 de abril de 2017. Más de un centenas de taxistas de Orizaba y la región dicen si al reordenamiento al transporte público pero se oponen al pago excesivo que harán, su descontento lo hicieron saber mediante una marcha que inició en la plazoleta de la iglesia de Santa Gertrudis pasando por calle Real hasta culminar en la delegación del Transporte Público.



Para poderse registrar aseguraron que es requisito fundamental pagar lo siguiente: Derecho al empadronamiento de transporte $1,000.49; pago de revista vehicular extemporánea $400.19; Derecho por registro (gafete) del conductor; $800.39; impuesto para el fomento a la educación (15 por ciento) 450.21, en total cada concesionario deberá pagar $ 2651.28, si es un solo conductor, si son dos entonces deberá pagar $3,451.28.



Dijeron que partir del primero de abril el reordenamiento para el transporte, todos los que tienen una concesión para prestar el servicio de transporte público están obligados a registrarse ya sea de manera electrónica o en los módulos que funcionaran en todo el Estado para esta región  el módulo se encuentra en la ciudad de Córdoba.



"Creemos que el reordenamiento es necesario e incluso podría ser benéfico para todos, sin embargo, el costo económico para registrarse nos parece excesivo", citaron.



Al llegar a la oficina de Transporte Público ubicada al poniente de la ciudad hicieron ver a Javier Azcoitia en calidad de delegado su descontento pidiéndole ser el portavoz de su demanda ante el gobernador Miguel Ángel Yunes Linares ya que en un extremo tendrían que amparse por la vía legal.



Después de varios minutos de hacer uso de la voz y entregarle un oficio al delegado de Transporte, los inconfomes se retiraron advirtiéndo que esta forma parte de la primera acciones que se hace de manera organizada ya que de no obtener eco se irán a las últimas consecuencias.



Por su parte Azcoitia Vásquez dejo en claro que es una decisión que no le corresponde dar respuesta, sino que serán sus superiores quienes habrán de valorar lo anterior.



"Vinieron a entregar un documento, un pliego petitorio que se remitirá a la dirección general", concluyó.