LLAMA CEAPP A REPORTEROS A TENER SUS PROPIOS ESQUEMAS DE SEGURIDAD

Por Antonio Osorio



Córdoba, Ver., 20 de marzo de 2017.- Debido a la inseguridad que priva en la entidad para el ejercicio periodístico, es necesario que los comunicadores busquen sus propios esquemas de seguridad con contactos confiables, como la Comisión Estatal para la Atención y Protección de Periodistas (CEAPP) para tener ayuda en caso de alguna emergencia.

Así lo dio a conocer el Secretario ejecutivo de ese organismo,

Jorge Morales Vázquez, al asistir al velorio del periodista Ricardo Monluí Cabrera, asesinado la mañana del domingo, en Yanga.

Mencionó que en lo que va de su gestión se han recibido alrededor de 100 solicitudes de intervención y unas 10 de los días recientes, por casos que tienen qué ver con amenazas y agresiones a periodistas.

Morales Vázquez señaló que aunque ha habido diversos casos de periodistas que han tenido que exiliarse, se está trabajando concretamente en un plan para reubicar a tres o cuatro familias.

Sin embargo, lamentó que "en un caso la familia tiene un tema pendiente, que cuando lo resuelva harán la reubicación, otros dos periodistas ya se les ofreció la reubicación pero no han resuelto todavía, a pesar de que se les otorga atención económica, salud, educación para los hijos, y hay un caso de una familia que dice que no se irán, aunque están en riesgo porque han sido hasta agredidos".

Indicó que hay preocupación para el gremio reporteril por el tema del robo de combustible, porque ya ha habido amenazas en el Estado de Puebla, y en esta zona están presentes grupos delictivos.

En la sesión de la Comisión, dijo, salió el tema de los problemas que hay en la zona Córdoba-Orizaba, y "por eso vamos a hacer las visitas".

En este sentido señaló que las zonas consideradas focos rojos son esta región, Veracruz puerto, Poza Rica, Tierra Blanca y Acayucan, entre otras.

Mencionó que a la Comisión que encabeza se le ha pedido por parte de Seguridad Pública no disponer de muchas escoltas, porque ya no hay elementos, "y lo que se hace es analizar los casos de guardias asignadas para ver la posibilidad de reacomodos".

Expresó que ya no es como antes, actualmente un reportero ya no puede darse el lujo de llevarse una nota exclusiva, porque de acuerdo con los esquemas de seguridad debe tener un dispositivo de rastreo para estar monitoreado constantemente.

Por ello recomendó tener las redes de contactos que les sean útiles, uno de ellos la Comisión, que está enlazada con las corporaciones de seguridad para atender cualquier emergencia con periodistas, ya que "es cuestión de segundos porque después de pasados minutos y horas, la posibilidad de rescatar a periodistas es más difícil, y muchas veces ni con escoltas se puede garantizar la seguridad".

Ante reporteros de diversos medios de comunicación, consideró que "el punto es la seguridad, pero también, en la medida en que el gobierno abata las investigaciones de los crímenes de periodistas que han habido, en esa medida se llevará el mensaje de que en los casos de periodistas habrá una resolución contundente de la autoridad y ese es un mensaje para aquellos que pretenden agredir a la prensa".

Tenemos pendientes, agregó, "una plática con la Secretaría de Seguridad Pública y con la Fiscalía porque tenemos algunos casos donde vemos que hay posibilidades de que se resuelvan, nada más es cuestión de que haya un compromiso del actual fiscal Jorge Winckler, para que permita que la Ceapp sea parte de la revisión, para que podamos coordinarnos con familiares de las víctimas y pudiéramos aportar algunos elementos que ya tenemos especialmente en casos de algunos periodistas desaparecidos".

No obstante, sostuvo que "estamos en espera de que la Fiscalía nos permita establecer las mesas de trabajo de manera regional, para ver por ejemplo con los periodistas de Córdoba, dónde están los problemas de investigación, a ver por qué se han detenido las investigaciones, pues el actual Gobierno nos ha vendido la idea de que ellos vienen a cambiar las cosas, yo nadamás espero que no vayan a caer en la zona de confort, de pasividad, de que ahí nos la vamos llevando porque eso no nos va a llevar a nada".

El comisionado abundó que se han tenido reuniones con el Gobernador, con el secretario de Seguridad y con el Fiscal y han manifestado su interés de ir al fondo en esos temas, aunque en el caso de Ricardo no se tenían antecedentes de amenazas o agresión.

Asimismo, reconoció que hay muchos periodistas en esquema de protección, pero hay otros de los que no siquiera se tiene idea de que estén en riesgo.

Ante la insistencia de la prensa de que la familia y la Fiscalía señalan que había antecedentes de amenazas hacia la víctima y su hijo, y que la Comisión no lo quiso atender, Jorge Morales aclaró que lo único que se sabe es que hace como cuatro o cinco años Ricardo escribió en una columna donde expresó que cualquier cosa que le pasara, hacía responsable a una persona vinculada con el asunto cañero, "pero que haya habido algún registro en la Comisión, no lo sé", aclaró.

Por último, aseguró que probablemente exista falta de confianza de los reporteros o acercamiento con el gremio, "porque venimos de una etapa en que a la Comisión le faltó acercamiento".